Definición ABC » Tecnología » WebApp y Aplicación nativa

+

WebApp y Aplicación nativa - Definición, Concepto y Qué es

Internet se ha convertido no solamente en una red de comunicaciones, sino también en una plataforma de ejecución de aplicaciones, una especie de sistema operativo, y el navegador constituye su interfaz.

Es por ello que, en muchos casos, a los desarrolladores se les presenta una duda: ¿aplicación nativa o aplicación web?

Una aplicación nativa es aquella que se ejecuta realizando llamas directas al sistema operativo y que no necesita conexión para ejecutarse

Todo sistema operativo proporciona una serie de recursos en forma de APIs (interface de programación de aplicaciones) y de llamadas al sistema que desempeñan determinadas funciones y realizan determinadas tareas para las aplicaciones.

Los programas que utilizan estos recursos para su funcionamiento son las aplicaciones nativas, que se llaman así porque se ejecutan “nativamente” sobre el sistema, sin necesitar de cualquier otro soporte.

Por contra las WebApps se ejecutan en el servidor y necesitan de un navegador web para interactuar con el usuario.

Como su nombre ya deja a entrever, una WebApp es aquella que necesita de un navegador web para poder ejecutarse.

De hecho, en la gran mayoría de las WebApps, el navegador no es más que una plataforma para mostrar la interfaz de usuario e interactuar con este, siendo ejecutada mayoritariamente en un servidor remoto.

Esta forma de trabajar presenta algunas ventajas y algunos inconvenientes en comparación con las aplicaciones nativas.

En primer lugar, las WebApps se encuentran limitadas en cuanto a recursos y acciones que pueden llevar a cabo a lo que les permita el navegador, la cual cosa puede significar en muchos casos no poder echar mano de todos los recursos del ordenador.

También necesitaremos una conexión a Internet para su ejecución, o a la red local si la aplicación es de uso privado. Como la WebApp debe cargar, sea como sea, recursos desde su ubicación remota ya que, de hecho, reside en el servidor, en el caso de que no tengamos conexión, poca cosa podremos hacer.

Por contra, entre las ventajas podemos citar el hecho de que consume menos recursos del dispositivo en local; al ejecutarse en el servidor con la interfaz presentándose a través del navegador, es el servidor el que se lleva la principal carga de trabajo, con el dispositivo local simplemente mostrando los resultados.

Esto nos lleva a que con un hardware menos potente, podremos ejecutar apps mucho más pesadas.

Las actualizaciones de la aplicación serán más simples, puesto que normalmente sólo deberemos actualizar la parte que reside en el servidor, puesto que en el dispositivo en local apenas tendremos un icono con un enlace que apunta a la app del servidor.

Es discutible si la seguridad también mejorará, pero por lo menos reducimos los vectores de ataque.

Cada uno de los modelos tiene su campo de aplicación

Y es por ello que uno no es superior al otro; así, si estamos trabajando en una aplicación que requiera de consultas a información centralizada y a servicios online, seguramente el modelo de WebApp será el idóneo, mientras que si necesitamos sacarle rendimiento al hardware y utilizar funcionalidades dependientes del modelo de teléfono, lo mejor será una app nativa.

Fotos: Fotolia - Syda

 
 
 
Temas en WebApp y Aplicación nativa
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49142 fans
  • Twitter
    2284
  • Google
    405
  •