Definición ABC » Tecnología » Telegram

+

Definición de Telegram

Si hablamos de mensajería instantánea en el entorno de dispositivos móviles como los smartphones, sin lugar a duda WhatsApp es el rey, pero el aspirante más bien posicionado a ocupar su trono (más a arrebatárselo algún día que a sucederlo) es Telegram.

Telegram es una aplicación de mensajería instantánea creada por Pavel Durov en 2013, cuyas principales características son la seguridad de la información que transita por la red, y su independencia de las grandes compañías.

Así como WhatsApp (referencia inevitable cuando hablamos de este tipo de aplicaciones) tenía tras de sí a una empresa con vocación de lucro y, tras su adquisición, a una multinacional tan potente como Facebook, Telegram es gestionado por una organización sin ánimo de lucro, lo que le permite mantenerse independiente.

En el aspecto de la seguridad, la encriptación de las conversaciones es algo relativamente reciente en WhatsApp (antes circulaban en texto claro por Internet, con la facilidad para interceptarlas y leerlas que esto suponía), mientras que en Telegram fue una de sus premisas fundacionales.

También en materia de envío de archivos multimedia y de otros tipos, Telegram ofrece mayor soporte de entrada que WhatsApp, aunque este se le ha acabado poniendo a la altura con el tiempo.

Si has leído hasta aquí, ahora probablemente te estarás preguntando porqué si parece que Telegram era mejor en origen que WhatsApp, es este último el que domina el panorama de las comunicaciones de mensajería IP en dispositivos móviles, y no al revés.

Pues la respuesta se encuentra en que WhatsApp es anterior a Telegram (del 2010 el primero y, como he dicho antes, de 2013 el segundo), de forma que cuando Telegram llegó -para cubrir las carencias de WhatsApp-, la mensajería instantánea que ahora es propiedad de Facebook ya copaba el mercado.

De hecho, WhatsApp se ha puesto a la altura de Telegram en algunas funcionalidades (como la encriptación de los mensajes) en buena parte debido a la presión ejercida por Telegram.

Otro aspecto en el que Telegram se inició antes que WhatsApp fue en sus clientes para sistemas operativos de escritorio y cliente web.

Mientras que Telegram los lanzó a partir de 2014, WhatsApp lo hizo en 2015. Esto suponía una gran ventaja en lo que respecta a manejabilidad de la aplicación, puesto que permite sentarse a teclear cómodamente en una computadora en vez de tener que hacerlo en la pantalla del dispositivo móvil, por naturaleza más incómoda.

A ello ayuda que la cuenta de usuario no está vinculada con el número de teléfono; en WhatsApp solamente podemos tener el cliente instalado en un teléfono, y este debe estar en funcionamiento para conectarnos desde un cliente de sobremesa o la interfaz web, mientras que en Telegram esto no es así.

Telegram también brilla por su plataforma de bots, es decir, programas de inteligencia artificial que permiten mantener conversaciones con ellos.

Esto permite que, por ejemplo, las empresas puedan preparar servicios de atención al público muy automatizados, para los momentos en que necesitan ofrecerlo pero no pueden permitirse tener personal dedicado. El ejemplo perfecto sería una pequeña empresa que debe cubrir el turno de noche.

Si, después de todo esto, estás interesado en utilizar Telegram, tienes que darte de alta en el sistema y utilizar las aplicaciones, que encontrarás para las plataformas Android, iOS (iPhone/iPad), Windows, macOS y GNU/Linux.

Fotos: Fotolia - artinspiring / aart

 
 
 
Temas en Telegram
 

Redes Sociales