Definición ABC » Tecnología » Tecnologías Duras y Blandas

+

Tecnologías Duras y Blandas - Definición, Concepto y Qué es

Se entiende por tecnología el conjunto de procesos de trabajo, de técnicas y de maquinarias destinados a transformar las actividades cotidianas. Desde la prehistoria hasta la actualidad la tecnología no ha dejado de evolucionar. Entre las diversas modalidades, existe una clasificación que distingue, mediante la denominación de “duras”, a las máquinas y aparatos que uno observa con facilidad, y otra que con el título de “blandas” comprende procesos intangibles que permiten resultados sorprendentes, tal como una propuesta de enseñanza educativa.

Tecnologías duras

En este apartado se incluyen las máquinas, herramientas, robots y redes de telecomunicaciones. En pocas palabras, se trata de cosas tangibles. En cuanto a sus características generales, podemos destacar dos:

1) son herramientas novedosas que permiten facilitar tareas y

2) aportan una mayor velocidad y eficacia que los procedimientos tradicionales.

El plástico es uno de los materiales más característicos de este tipo de tecnología. Es una sustancia orgánica, con un elevado peso molecular y que se puede moldear con facilidad. Este material tiene una superficie lisa e impermeable, pero no es un buen conductor del calor. Se fabrica a partir de materias primas baratas que se pueden obtener fácilmente.

Los plásticos se dividen en dos grupos: termoplásticos y termofraguantes. Los primeros no experimentan cambios físicos durante su modelación y permanecen suaves ante temperaturas elevadas (esta modalidad proviene de materiales de origen vegetal y mineral, como la celulosa o el polietileno). Los termofraguantes se forman a partir del calor con o sin presión y se trata de un producto especialmente duro (las materias primas más utilizadas son las resinas).

Tecnologías blandas

El producto de este tipo de tecnología no es tangible, ya que su finalidad es la mejora del funcionamiento de instituciones y organizaciones. Se aplica este concepto a las empresas, las actividades comerciales o a los servicios.

Una metodología educativa, un sistema de contabilidad, un procedimiento logístico o una campaña de marketing son ejemplos de tecnologías blandas. Lo importante en ellas no es el qué sino el cómo y por este motivo se ha popularizado la idea del know how.

Las oficinas 3.0 como ejemplo de tecnología blanda

Los espacios de trabajo se han transformado significativamente en los últimos años. Las oficinas del siglo XXl presentan dos características:

1) los empleados trabajan telemáticamente sin necesidad de desplazarse a un lugar fijo,

2) hay una plataforma de productividad y comunicación que se agrupa en la nube virtual y que permite el uso de todo tipo de herramientas (power point, excel, correo electrónico, servicios de conferencia a través de skype, o sistemas de almacenamiento en línea).

Las oficinas 3.0 no tienen horarios fijos, ni papeles, ni despachos. En síntesis, gracias a la tecnología, el puesto de trabajo ya no es el lugar donde se encuentran las máquinas.

Foto: Fotolia - aynur_sh

 
 
 
Temas en Tecnologías Duras y Blandas
 

Redes Sociales