Definición ABC » Tecnología » Tarjetas SIM

+

Definición de Tarjetas SIM

Cuando adquirimos un teléfono móvil, independientemente de que este sea nuevo o de segunda mano, éste no viene preprogramado con un número de teléfono determinado, sino que somos nosotros quienes le introducimos el número (junto a la posibilidad de más datos) mediante lo que se llama una tarjeta SIM o una de sus variantes. Pero ¿qué es lo que contiene exactamente una SIM?

SIM (subscriber identity module) consiste en una tarjeta inteligente física de formato estandarizado en la cual se almacenan los datos que identifican al suscriptor o abonado de la línea

y que, por lo tanto, permite trasladar el número de un terminal hacia otro.

Las tarjetas SIM han ido evolucionando a lo largo del tiempo, tanto en tamaño como en prestaciones, pero ambos parámetros en sentido inverso: mientras el tamaño se ha ido haciendo progresivamente más pequeño, las prestaciones han ido aumentando.

Todavía recuerdo el primer celular que tuve, el cual montaba una de las primeras SIM,

consistentes en un cartón del tamaño de una tarjeta de crédito, pero a la cual ya se le veían las marcas para recortar la mini SIM, que es la tarjeta considerablemente más pequeña y que hoy todos conocemos, erróneamente, simplemente como SIM.

Este “cartón” que rodea al chip con los contactos no es más que material aislante que evita que se produzcan cortocircuitos.

La mini SIM mide 25x15 mm y, como todas las tarjetas de este tipo,

además de mantener la identidad del suscriptor de la línea, también pueden almacenar una serie de datos, como contactos de la agenda telefónica.

Es por ello, que cuando configuramos los nuevos smartphones, el terminal nos pregunta si queremos guardar los contactos en la tarjeta SIM, o en la memoria del teléfono (ahora ya se acostumbran a guardar también en línea sincronizados con el teléfono, y en la cuenta del usuario, como en el caso de Android, en el cual se sincronizan con la cuenta de Google y se comparten con Gmail.

También contienen los datos de configuración del acceso a Internet

tales como el nombre del punto de acceso APN (Access Point Name), nombre de usuario y contraseña.

Si la tarjeta SIM de tamaño tarjeta de crédito se insertaba en un terminal de tamaño considerable, para las mini SIM, con una ranura o un pequeño espacio había suficiente, y con el decrecimiento en el tamaño, ha ido también disminuyendo el espacio necesario para este elemento, con lo cual han surgido

los terminales con doble SIM (capaces de almacenar y gestionar dos líneas) o incluso -aunque bastante más raros- los de triple SIM

La siguiente evolución fue

la micro SIM, de 15x12 mm, existente desde finales de los noventa en aparatos electrónicos como medidores de potencia, pero que desde 2010 aproximadamente se utiliza en smartphones.

Aunque los contactos del chip son los mismos que en el caso de la SIM y la mini SIM, su aspecto es diferente, siendo el mismo que llegará a la nano SIM.

Gracias a sus superiores prestaciones, facilitan la adopción de nuevas tecnologías como los pagos electrónicos. Y si bien ya anteriormente existían otros dispositivos que utilizaban tarjetas SIM para comunicaciones de voz y/o datos fuera de los celulares, con la micro SIM empezaron a popularizarse tabletas y computadoras con conectividad 3G y, posteriormente, 4G, que incluían una ranura para una de estas tarjetas.

A la micro SIM le siguió la

nano SIM, la cual presenta un tamaño de 12,30x8,80 mm e incluso un menor espesor que las anteriores, 0,67 mm frente a los 0,76 de las demás.

Presentada en 2012, mantiene los mismos contactos de sus predecesoras pero elimina casi todo el material aislante que anteriormente encontrábamos a su alrededor, dejándolo en un recubrimiento mínimo, de forma que lo que vemos es solamente el chip con los contactos.

Existen adaptadores, básicamente cartones, que nos permiten utilizar una nano SIM en un slot micro SIM, y una de estas en un slot mini SIM, aunque lo mejor es disponer del tamaño de tarjeta adecuado para nuestro teléfono.

Tras toda esta evolución en la cual ha menguado el tamaño, solamente queda un paso:

la eSIM o SIM electrónica, que no es nada más que almacenar la información de la SIM en un chip del mismo terminal,

aunque esto parezca un contrasentido con lo que he explicado, puesto que el origen de la SIM se encuentra en desvincular la información del suscriptor de la línea del terminal físico, la eSIM comporta diversas ventajas.

La principal sea tal vez el fin del reinado de los celulares ligados a una sola operadora, y saltarse la limitación de uno o dos números por terminal, ya que podríamos tener la información correspondiente a varios números (cinco, seis, diez,... el espacio de almacenamiento en el chip es el límite) en un solo teléfono.

La eSIM ya existe pero todavía no se ha implantado, siendo el estándar actualmente la nano SIM.

Fotos: Fotolia - Ztudio_neosiam / Andrey Popov

 
 
 
Temas en Tarjetas SIM
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49116 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •