Definición ABC » Tecnología » Tarjetas Secure Digital (SD/miniSD/microSD)

+

Tarjetas Secure Digital (SD/miniSD/microSD) - Definición, Concepto y Qué es

Son las reinas en lo que se refiere al almacenamiento para cámaras de fotos digitales y smartphones, y quien más quien menos, todos las utilizamos, pero ¿qué es lo que tenemos exactamente entre las manos cuando las sostenemos?

Las tarjetas Secure Digital son el fruto de la evolución de las MMC (MultiMediaCard) como formato estandarizado para el almacenamiento y compartición de información en formato electrónico.

Son unas tarjetas planas, de forma rectangular, pero con uno de los ángulos sesgados, y de las cuales hay tres medidas: SD, miniSD, y microSD, de mayor a menor, siendo las más populares la SD (por ser la primera y todavía utilizada en gran medida en las cámaras de fotos) y la microSD (por su uso extendido en el ámbito de los smartphones).

Los tres formatos dependen de la Asociación de Tarjetas SD (SD Card Association), una entidad que actualmente agrupa a unas 400 empresas, y que fue fundada por las tres compañías que crearon este estándar: Panasonic, Toshiba y SanDisk.

Existen cuatro tipos diferenciados de tarjetas según características como la velocidad de acceso a los datos que proporcionan.

- El primer de estos tipos es la SDSC, que es el formato original (de hecho, su nombre significa Secure Digital Standard Capacity), y que proporciona una velocidad de bus de 12,5 MB/s.

- La siguiente evolución de estas tarjetas fue la SDHC (Secure Digital High Capacity), que constituye la versión 2.0 del estándar anunciada en enero de 2006, y en la cual se supera el límite de 2 GB por tarjeta, pudiendo llegar estas hasta los 32 GB, aunque el formato es idéntico a las SD originales tanto a nivel físico como a nivel eléctrico, y los lectores compatibles aceptan sin problemas las SDSC, como en todas las generaciones posteriores. También duplican la velocidad, llegando a los 25 MB/s.

- Las SDXC (Secure Digital Extended Capacity) permiten superar la limitación de 32 GB presente en las tarjetas SDHC, con un límite máximo de 2 Terabytes a una velocidad de 25 MB/s, idéntica a la que ofrecen las tarjetas SDHC.

Este formato fue presentado en enero de 2009, y está definido en la versión 3 del estándar de las tarjetas SD, siendo las primeras en adoptar el formato de fichero exFAT en substitución del FAT, algo de lo que hablaré más adelante.

En este caso, la velocidad vuelve a aumentar, oscilando entre los 50 y los 104 MB/s. La versión 4 del estándar permite aumentar dicha velocidad hasta 312 MB/s gracias al uso de dos líneas de comunicación.

Las tarjetas SDIO (Secure Digital Input/Output) permiten conectar un periférico mediante una ranura de tarjeta SD que esté preparada.

Es un formato pensado para su uso en PDAs, computadoras portátiles o dispositivos que tengan una escasa capacidad de ampliación, para la conexión de periféricos como cámaras, receptores de comunicaciones de algún tipo (GPS, TV), o tarjetas de red.

Por un lado, la tarjeta es exactamente igual que cualquier SD de datos, mientras que por el otro, dispone de la funcionalidad que le dota el periférico que integra.

Normalmente, para garantizar la compatibilidad con todos los sistemas operativos y dispositivos, el sistema de ficheros adoptado por estas tarjetas es el exFAT, el cual es una variante del FAT para dispositivos de gran cantidad de almacenamiento, pues supera las limitaciones de direccionamiento del FAT tradicional.

A la hora de adquirir una tarjeta de memoria (ya sea cualquiera de los tipos de SD u otros), hay que tener en cuenta la velocidad a la cual pueden leer y grabar datos, ya que normalmente, su función será la de servir como medio de almacenamiento para aplicaciones de grabación de contenidos multimedia, como en el caso de cámaras de fotos/vídeo, o las microSD de los smartphones.

En el caso de los tres tipos de tarjetas SD, la velocidad viene indicada por la “clase” de la tarjeta, que es un número que nos indica en MB/s (Megabytes por segundo) la velocidad mínima de grabación secuencial.

Así, una tarjeta de clase 2 está garantizada para grabar, como poco, a 2 MB/s, mientras que una de clase 4 está garantizada para grabar como mínimo a 4 MB/s.

Naturalmente, cuanto mayor sea el número, mayor rendimiento nos proporcionará la tarjeta SD en nuestros dispositivos, pero también necesitaremos que la ranura pueda aprovechar su velocidad.

Fotos: Fotolia - bilderstoeckchen - djama

 
 
 
Temas en Tarjetas Secure Digital (SD/miniSD/microSD)
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49145 fans
  • Twitter
    2290
  • Google
    416
  •