Tecnología » Newsletter

Definición de Newsletter

El correo electrónico es uno de los servicios más antiguos de Internet, hundiendo sus raíces a la década de los sesenta del siglo pasado.

También es uno de los servicios más populares y utilizados a día de hoy, indispensable para las relaciones de negocios, y ampliamente utilizado en las relaciones personales.

Es por ello que ha adquirido una gran importancia como canal de información y de marketing y publicidad. Y para utilizarlo de tal forma, la herramienta más potente con la que contamos es la newsletter.

Una newsletter consiste en el envío de un mensaje de correo electrónico de forma periódica, con contenidos que generalmente conducen a un sitio web

Por ejemplo, muchos medios de comunicación nos permiten recibir las noticias que publican en nuestro correo electrónico, de forma cómoda, ya sea con periodicidad diaria, semanal, mensual, etc.

Hay empresas que tienen su propia newsletter para comunicar sus nuevos productos, servicios y noticias relacionadas con su actividad, a sus clientes y potenciales clientes. También hay quien, de su blog personal, crea una newsletter para promocionarse.

Crear una newsletter no es difícil. Hacen falta dos cosas: una herramienta y un listado de direcciones

Las herramientas pueden ser completamente online (servicios alojados en la nube), o bien estar instaladas localmente y realizar el envío cuando estemos conectados a Internet (aunque, eventualmente, podamos componer el mensaje estando offline).

Una de las que más se utilizan hoy en día es Mailchimp, aunque podemos encontrar miles de opciones, muchas de ellas gratuitas y en forma de software libre.

La base de datos de direcciones a las cuales enviar la newsletter la podemos tejer manualmente, aunque lo más habitual es recurrir a las mismas herramientas de creación, administración y envío de newsletters, ya que estas incorporan habitualmente un sistema de recolección y administración de direcciones de correo.

Para la recolección, estos programas permiten insertar en una página web un widget para que los internautas puedan suscribirse y gestionar su suscripción (por ejemplo, darse de baja).

Pese a que en casi todos los países existen leyes que prohíben la suscripción no solicitada a una newsletter y el envío de publicidad a través del correo electrónico sin el consentimiento explícito previo, lo cierto es que es una práctica habitual en Internet

Especialmente cuando se trata de envíos entre países, o de empresas que saben que por un motivo u otro, difícilmente se expondrán a ser multadas, muchas veces nos encontramos con que nos han suscrito a newsletters que no solamente no hemos solicitado, sino que, además, no nos interesan lo más mínimo.

¿Como han podido llegar a hacerse con nuestra dirección de correo si no se la hemos dado?

Es muy fácil pero, a la vez, hay diversas vías para llegar a ello; puede ser que sea de una empresa asociada a otra, habiendo nosotros accedido a compartir nuestra dirección con otras compañías del mismo grupo o asociadas.

También puede ser que nuestra dirección conste en una base de datos que haya sido robada a la empresa a la que sí le hemos dado permiso para utilizarla, o puede ser que nuestra dirección haya sido “adivinada” utilizando un software para crear bases de datos de este tipo.

Fotos: Fotolia - vitavalka / Julien

Autor: Guillem Alsina González | +CITAR
 
 
 
Temas en Newsletter
 

Redes Sociales