Definición ABC » Tecnología » Multiusuario

+

Definición de Multiusuario

Curiosamente, la idea de multiusuario es casi tan antigua como la de la informática misma, aunque al gran público le ha llegado mucho más tarde debido a las limitaciones de la microinformática en las décadas de los 70 y 80.

La capacidad multiusuario de un sistema informático consiste en que varios usuarios puedan trabajar SIMULTÁNEAMENTE con él.

Esta simultaneidad no solamente es importante, sino que es indispensable. Así, un programa o sistema operativo que pueda mantener diferentes perfiles de usuario, pero que a la hora de trabajar, sólo pueda hacerlo uno a la vez, no podrá ser considerado multiusuario, sinó monousuario.

La capacidad multiusuario necesita de diferentes puestos de trabajo para acceder al mismo sistema central.

Evidentemente, varios usuarios que trabajen simultáneamente en una misma computadora, no pueden emplear el mismo teclado y ratón.

La solución a esto pasa por dos vías: la conexión de distintos periféricos a un mismo sistema central (una gran computadora, como un mainframe) de forma directa, mediante cables que pueden ser de distintos formatos, con el consiguiente soporte del hardware en la computadora central, o bien de forma remota mediante red.

En este caso, en la computadora que proporciona el servicio, deben correr unos ciertos “servidores”, programas que proporciona un servicio al cual se conectan los clientes desde computadoras remotas.

Un ejemplo de un servicio que se aprovecha de la capacidad multiusuario es el Telnet de UNIX, y también podríamos tener el acceso remoto a Windows.

Históricamente, los sistemas operativos multiusuario nacieron en los años 70, cuando las posibilidades del hardware informático permitieron el trabajo interactivo, y se necesitó optimizar el aprovechamiento de las computadoras.

De esta forma, al facilitar que diversas personas pudieran trabajar simultáneamente con la misma computadora, se aprovechaba al máximo el uso de esta, pues se minimizaba el tiempo en que esta se encontraba encendida pero sin uso, consumiendo electricidad sin ofrecer resultados.

La eclosión de la microinformática a lo largo de la década de los 70 del siglo pasado lleva a la construcción de computadoras demasiado poco potentes para que puedan soportar el trabajo concurrente de varios usuarios simultáneamente.

Los microchips, todavía poco evolucionados, son demasiado poco potentes, así como los recursos que estas máquinas pueden ofrecer y, en consecuencia, los sistemas operativos también deben ser más simples.

Poco a poco, y gracias a la evolución que experimentarán tanto el hardware como el software, se irán añadiendo componentes multiusuario a las diferentes plataformas software.

Así, por ejemplo, IBM OS/2, Microsoft Windows NT y un embrionario GNU/Linux fueron, durante la década de los 90, los primeros sistemas operativos que llevaron las capacidades multiusuario al gran público, que empezaron a concretarse para la plataforma mayoritaria (Windows) con Windows 95.

Actualmente, todos los sistemas operativos, tanto de consumo como profesionales, disponen de completas capacidades multiusuario, permitiendo a varios usuarios trabajar simultáneamente, al menos uno directamente en la misma consola, y otros remotamente.

Esto ha facilitado, a su vez, el uso de simples PC’s como servidores y, consecuentemente, el abaratamiento de la tecnología de los servidores hasta hacerla asequible a todos los bolsillos.

Foto: Fotolia - nadia_snopek

 
 
 
Temas en Multiusuario
 

Redes Sociales