Definición ABC » Tecnología » MS-DOS

+

Definición de MS-DOS

Los más veteranos en esto de la microinformática todavía recordamos una época en la que la interfaz estándar de una computadora no era el ratón y una serie de ventanas en pantalla, si no el teclado y una larga lista de comandos que debíamos conocer y memorizar para poder trabajar.

De entre los sistemas operativos en línea de comandos, destaca uno por encima de todos, por su enorme popularidad, y que marcó toda una época antes de que Windows y su interfaz gráfica acabara por adueñarse de nuestras computadoras en 1995: el MS-DOS.

MS-DOS (siglas que corresponden a Microsoft Disk Operating System) es un sistema operativo de tipo DOS producido desde 1981 hasta 2000 por Microsoft.

Pertenece (o, mejor dicho, perteneció) a la familia de sistemas operativos DOS, la cual engloba una serie de sistemas operativos con intérprete de comandos, compatibles entre ellos, y que además del MS-DOS engloba también al DR-DOS o el FreeDOS.

Su historia se remonta al primer PC de IBM, cuando la prestigiosa fabricante recibió la visita de dos jóvenes emprendedores que respondían a los nombres de Bill Gates y Steve Ballmer, y que habían fundado una compañía de software llamada Microsoft.

Por aquel entonces, y con su primera microcomputadora a punto de salir al mercado, IBM buscaba un sistema operativo con el cual equiparla.

En IBM creían firmemente que el futuro de su negocio pasaba por la venta del hardware, no por el software, así que estaban dispuestos a ceder esta parte del negocio a una tercera parte que se lo “sacara de encima”.

Lo mejor del caso es que Gates y Ballmer fueron a las oficinas de IBM a vender humo, ya que no tenían nada o casi nada entre manos, así que cuando el encargo de Big Blue (sobrenombre con el que se conocía a IBM) se volvió firme, tuvieron que improvisar una solución para no decepcionar a su cliente.

Y dicha solución consistió en comprar el sistema operativo que tenía un tipo que conocían en Seattle, llamado 86-DOS, y que clonaba ciertos aspectos de funcionalidad y forma de trabajar de los sistemas operativos de los grandes mainframes, pero trasladándolo al chip x86 con el que funcionaban los primeros PCs.

Rebautizado como PC-DOS, fue incluido como sistema operativo en el primer IBM PC. Gates y Ballmer realizaron una jugada maestra al sacar un trato favorable de IBM según el cual, ellos podían licenciar su sistema operativo a terceras partes.

Resultó que, por temas de patentes y derechos, el hardware del IBM PC era fácilmente clonable -de forma legal, dejando de lado temas técnicos que también facilitaban la copia-, y lo único que requerían las computadoras de los demás fabricantes para funcionar igual que el PC original de IBM era el mismo sistema operativo.

Microsoft había llevado a cabo la jugada maestra de arrancarle a IBM la posibilidad de vender el software a otros, así que los clónicos del IBM PC que se vendían a una fracción del precio de la máquina original, eran totalmente compatibles a nivel de software por utilizar el mismo sistema operativo.

Ello, a su vez, llevó a una proliferación de “compatibles IBM PC”, los cuales montaban hardware diferente pero requerían el mismo sistema operativo, lo que cimentaría el futuro dominio de Microsoft.

Curiosamente, Windows NT (el antepasado de Windows XP y la posterior saga de versiones de Windows) también salió de la relación de Microsoft con IBM, esta vez para crear el que estaba llamado a ser el sucesor del MS-DOS.

Pero no nos desviemos del tema. desde el lanzamiento del IBM PC, MS-DOS fue evolucionando, y a través de sus distintas versiones, incorporó tecnologías como el soporte para discos duros y los sistemas de ficheros que permitían almacenar cantidades de datos cada vez mayores, soporte de internacionalización, multitarea (a partir de la versión 4.0 del sistema), o un editor de texto (en MS-DOS 5.0).

MS-DOS todavía estaría presente hasta Windows Me, tras lo cual, Windows XP ya vendría derivado del antes comentado Windows NT y, por lo tanto, cortaría con la herencia de MS-DOS.

En sus años de dominio, a MS-DOS también le saldrían algunos clones para rivalizar con él, como el DR-DOS de Digital Research, que tuvo su momento de gloria efímera, pero que nunca consiguió construir una alternativa firme en el mercado a MS-DOS.

Con la popularización de los entornos gráficos, los sistemas operativos cuya interfaz era una línea de comandos tenían los días contados.

Por ejemplo, en mi caso recuerdo que a partir de una cierta época ya casi no tocaba la interfaz de DOS, si no que entraba directamente a Windows 3.1. Incluso había modificado el arranque del sistema para que, automáticamente, una vez cargado el DOS, ejecutara Windows.

Actualmente, FreeDOS mantiene viva la forma de trabajar de los sistemas DOS, con bastante compatibilidad con MS-DOS (aunque no total), pudiéndolo ver instalado con algunos PCs OEM de bajo coste. También existen multitud de emuladores para varias plataformas que nos devuelven a la microinformática de los 80 y buena parte de los 90.

Fotos Fotolia: Milo827 / LanSea

 
 
 
Temas en MS-DOS
 

Redes Sociales