Definición ABC » Tecnología » MP3

+

Qué es MP3

La revolución que la comercialización y distribución de música ha experimentado en los últimos años con el advenimiento de las tecnologías digitales e Internet tiene mucho a ver con un formato de archivo determinado, el MP3.

El formato de archivo MP3 contiene audio comprimido con pérdida, y debe su fama a que, con un pérdida de calidad mínima, permite disminuir en gran medida el tamaño resultante del archivo, ocupando mucho menos espacio.

Actualmente, con discos duros de Terabytes de capacidad que se encuentran, incluso, en computadoras portátiles, y de servicios de almacenamiento en la nube que también nos proporcionan Gigabytes de espacio por un precio módico, el ahorro de unos pocos Megabytes de espacio nos parece algo superfluo frente a disfrutar de mayor calidad, pero hay que tener en cuenta que a finales de los 90 y principios de los 2000, la situación era otra y bien diferente.

Entonces, los discos duros rodaban unas pocas “Gigas” de espacio, y muchos usuarios todavía eran poseedores de unidades de entre 100 y 500 “Megas”. Con colecciones de música grandes, se agradecía el ahorro.

Pese a que el MP3 es un formato que se encuentra disponible desde mediados de la década de los 90, su éxito le llegó a principios del 2000 con el éxito de Napster, el primer sistema de intercambio de archivos P2P.

Napster fue el objeto de la ira por parte de la industria discográfica, puesto que permitía intercambiar, entre usuarios, archivos con sus canciones favoritas a través de Internet, por lo que ya no hacía falta comprarse un disco, sino buscarlo (o, en su defecto, la canción que nos interesara) en el sistema.

En este contexto, los ficheros MP3, más pequeños que los de los demás formatos, y con una calidad que prácticamente les igualaba, sin incurrir en pérdidas que el oído humano pueda notar en exceso, eran idóneos para intercambiar a través de dicha red, puesto que, además de la limitada capacidad de los sistemas de almacenamiento de entonces, también las conexiones a Internet tenían un ancho de banda y velocidad muy inferiores a las actuales.

Si bien Napster acabó siendo cerrado por las presiones de la industria discográfica, le sucedieron nuevos sistemas, en lo que fue un imparable ascenso de los programas de intercambio de archivos y, con ellos, del formato MP3.

Otro impulsor del uso del formato MP3 fueron los reproductores de música por hardware y, especialmente, el iPod de Apple, que fue el que revolucionó este mercado.

Dichos reproductores permitieron a los usuarios llevar su música a todas partes con ellos, y a mayor compresión del archivo, mayor número de canciones almacenadas en el mismo espacio.

Además de ser utilizado en un archivo exclusivamente de audio, la compresión del MP3 también puede ser utilizada en la parte de audio de un contenedor de vídeo.

¿Cuál es el futuro de los MP3? En gran medida, la forma de comercialización de música en formato digital ha mutado a los servicios de suscripción que nos permiten escucharla a través de Internet, pero tenemos todavía una serie de perfiles de usuario que prefieren consumirla sin gastar ancho de banda en sus dispositivos móviles (ahora los smartphones, una vez superados los reproductores independientes), y que, debido al espacio constreñido de estos, también prefieren un formato que les proporcione una alta compresión.

Si a estos les sumamos aquellas personas que tienen y atesoran grandes colecciones de música en este formato, tenemos un panorama que, sin dejar de lado la disminución en su uso, todavía nos da un gran número de consumidores que opta por seguir fieles al formato MP3.

Por lo tanto, su futuro todavía tiene que ser escrito.

Foto: Fotolia - M.studio

 
 
 
Temas en MP3
 

Redes Sociales