Definición ABC » Tecnología » Mouse

+

Definición de Mouse

Es un periférico sin el cual -en alguna u otra de sus formas-, las computadoras de hoy no serían comprensibles, ya que nos permite interactuar con las omnipresentes interfaces gráficas.

El ratón es un dispositivo externo (periférico) que se conecta a la computadora o, eventualmente, otro dispositivo electrónico, permitiendo al usuario interactuar con la interfaz gráfica mediante un puntero representado en pantalla que puede mover desplazando el ratón, y unos botones en el periférico que permiten realizar acciones en el sistema.

Para ello, el sistema operativo debe estar preparado para reconocer los movimientos y pulsaciones llevadas a cabo en el ratón, algo para lo cual el hardware también debe estar preparado.

Intuitivamente, todos tenemos la noción de lo que es un ratón, pero esta pieza ha sufrido algunas evoluciones desde su creación.

El ratón fue inventado por Doug Engelbart en 1967, y consistía inicialmente en una cajita de madera a la cual el inventor le había incorporado dos ruedecitas metálicas unidas a sendos ejes, y un mecanismo electrónico que permitía captar y enviar la información de posición y movimiento a la computadora.

Pese a que la patente fue concedida a Engelbart porque la idea era suya, el diseño y construcción del primer prototipo fue realizado por Bill English.

Por el impacto que, a través de las décadas, ha tenido su creación, Engelbart ha sido reconocido a lo largo de este tiempo con varias distinciones y reconocimientos. Y no deja de ser curioso que, al principio, el ratón no cosechara un gran éxito entre los sistemas informáticos profesionales.

Durante mucho tiempo, las interfaces gráficas de usuario eran vistas como una forma de interactuar con la computadora poco profesional, y pese a que las microcomputadoras que empezaron a popularizarse a principios de los 80, incluían uno, se utilizaban mayoritariamente sistemas operativos en línea de comandos, como el MS-DOS.

En consecuencia, el software para uso profesional que se vendía y entregaba con estas máquinas estaba preparado para su uso en línea de comandos, con algunas excepciones como los programas de retoque de imágenes o de edición de gráficos, que tenían su propio entorno gráfico, distinto en cada caso.

Fue Apple la primera fabricante de computadoras que apostó con fuerza por el entorno gráfico como forma de interactuar con la computadora y, consecuentemente, también en el uso del ratón.

A Apple la siguió Microsoft con Windows, entorno gráfico que inicialmente corría sobre MS-DOS y que, a partir de 1995, ya se erigió como un sistema operativo de todas todas. Ello llevó el ratón a ser extensivamente utilizado también en el ámbito de la productividad.

Los primeros ratones comercializados permitían el movimiento mediante una bola en su base, de la cual sobresalía solamente una parte, que tocaba a dos ejes encargados de transmitir el movimiento.

Dicha tecnología ha perdurado durante muchos años, siendo sustituida por los ratones ópticos y láser.

Los ratones con tecnología óptica se basan en la comparación de imágenes mientras se desplaza.

Para ello, poseen una pequeña cámara dentro, y un sistema de reconocimiento de imágenes que calcula las diferencias en cada momento del “suelo” que pisa el mouse al moverse.

La tecnología láser emite un haz imperceptible para el ser humano, que realiza la misma función.

Esta última es, normalmente, la más utilizada, por ser más simple a nivel mecánico, y también más precisa.

Además de su evolución tecnológica, los ratones también han adoptado diferentes formas a lo largo del tiempo, impulsadas por la necesidad de adaptar dicho periférico a formas de uso o aparatos diferentes.

El trackball no es más que poner al revés un ratón mecánico (de los de bolita), generalmente en una computadora portátil o en un dispositivo independiente pensado para utilizar en lugares con poco espacio.

Es una tipología de ratón que ya se encuentra prácticamente en desuso, pero del cual todavía algunas marcas fabrican ejemplares.

El trackpoint sustituye la bola por un pequeño botoncido parcialmente móvil, ubicado generalmente en medio del teclado.

Aunque varios fabricantes han utilizado esta variante (como Dell), se convirtió en un sello de IBM. La gran ventaja que aportaba es que permitía ahorrar espacio en las computadoras portátiles, un bien siempre apreciado.

Todavía hoy, computadoras Lenovo (heredera de IBM en el terreno de las microcomputadoras) incluyen este dispositivo señalizador.

¿Cual es el futuro del ratón? Todavía lo veremos durante mucho tiempo sobre los escritorios de nuestras mesas de trabajo, pero es una cuestión que, a la larga, acabe desapareciendo. Su sustituto muy probablemente será la voz, cuyo reconocimiento está haciendo progresos a pasos agigantados en todos los dispositivos electrónicos, ya sean computadoras u otros dispositivos personales como los smartphones y tablets.

Las pantallas táctiles o el control por gestos ante una cámara incorporada a los dispositivos (utilizado, por ejemplo, en los televisores inteligentes) son otros dos elementos que, a la larga, pueden segar la hierba bajo los pies del ratón.

Foto: Fotolia - nyul

 
 
 
Temas en Mouse
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •