Definición ABC » Tecnología » Monitor

+

Definición de Monitor

monitorUna imagen vale más que mil palabras, y eso es bien cierto en la ciencia de la computación, puesto que los datos no significan nada para quienes deben trabajar con ellos si no pueden ser representados. Y, de ello, se encarga, principalmente, el monitor.

Es un periférico que permite la salida de datos en forma gráfica, utilizando una tecnología similar o idéntica a la de los televisores.

Aunque a día de hoy pueda parecernos que los monitores han estado siempre presentes y ligados a las computadoras, al principio del desarrollo de la ciencia informática no fue así; las primeras computadoras se comunicaban con los usuarios mediante una tira de papel que se imprimía, o el encendido de luces individuales.

Era lógico que, para mejorar la interactividad, las computadoras recurrieran a una tecnología que ya existía desde mediados de la década de los 30 del siglo XX (la primera emisión de televisión fue la de los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936), pero que se popularizó a partir del final de la Segunda Guerra Mundial: la televisión.

Basada en un tubo de rayos catódicos (CRT), dicha tecnología permitía redibujar imágenes en la pantalla con una gran rapidez y facilidad, además de dotar a las computadoras de una mayor interactividad y de posibilidades gráficas.

No fue hasta la década de los 60 cuando se empezaron a utilizar monitores en las computadoras, y su “explosión” como periférico de salida se produjo en la década de los 70, cuando ya se estableció como estándar.

No obstante, los primeros monitores realizados ex profeso para los sistemas informáticos solamente permitían texto (modo texto) y eran monocromáticos, una situación que duró hasta bien entrados los años 80, por lo menos para la gran mayoría de los usuarios.

También de esa época data la tecnología del fósforo verde, la cual no dista técnicamente de la de los monitores CRT tradicionales, pero en la que se utilizaba un color verde chillón que ofrecía un contraste muy alto.

Es una tecnología cuya principal ventaja es la claridad en la visualización de un solo golpe de vista pero que, a cambio, cansaba más al usuario al utilizarla. Y todavía està en uso en, por ejemplo, las pequeñas pantallas de las cajas registradoras de supermercados.

A partir de aquí, llegan no solo los monitores en color, sino también una carrera por conseguir mayores resoluciones y pantallas de mayor área de visualización reduciendo el volumen del hardware utilizado.

Si los primeros monitores monocromos preparados para texto solamente, sufrían de la imposibilidad de direccionar píxeles individuales, los sucesivos modelos ya permiten esta posibilidad, dando lugar a los gráficos generados por computadora que se utilizan en múltiples campos, entre ellos el de los videojuegos.

Ello también dió origen a toda una jerga terminológica con la cual se definían las diferentes resoluciones que eran capaces de conseguir la combinación de tarjeta gráfica y monitor: CGA (320x200), VGA (640x480), EGA (640x350), SVGA (800x600),...

La resolución es la relación entre los píxeles (el punto de luz más pequeño) en el que se divide horizontalmente la pantalla, por los que se divide verticalmente.

El siguiente paso fue “aplanar” los monitores gracias a la tecnología TFT, que nos ha legado las pantallas planas y cada vez más finas de las que disponemos a día de hoy.

En este camino, los monitores también han ido incorporando otras funcionalidades y, de hecho, la delgada línea que diferenciaba un televisor de un monitor de computadora ha acabado desapareciendo.

Así, los televisores han incorporado puertos de vídeo propios de las computadoras, pudiendo actuar de forma efectiva como monitores de estas, mientras que los monitores de computadora han adoptado altavoces, o sintonizadores TDT, lo que los ha llevado a sustituir a los televisores en algunos hogares.

A través de la historia los monitores evolucionan drásticamente

Al presente, estos disponen de una alta calidad y pueden incluso conectarse con TVs u otras pantallas cercanas. En combinación con buenas placas gráficas son un excelente dispositivo de entretenimiento para reproducir películas y videojuegos, además de complementar la experiencia del usuario con el ordenador.

Hoy en día se han popularizado ampliamente los monitores LCD, como mejora a la tecnología CRT que mencionamos antes. En el caso de los primeros, su grosor permite utilizarlo en notebooks, poseen una mejor geometría y resolución de imagen. Por otro lado, este tipo de pantallas no generan luz en sí mismos, por lo cual requieren de una fuente externa.

Además, el ángulo de visibilidad plena es menor. Las pantallas CRT disponen de una mayor variedad cromática y pueden reproducir en diversas resoluciones. Sin embargo, suelen ser de un tamaño mayor y requerir de más espacio, además de ser afectados por otros campos eléctricos circundantes.

 
 
 
Temas en Monitor
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •