Definición ABC » Tecnología » Mantenimiento Preventivo

+

Definición de Mantenimiento Preventivo

El que nos ocupa es un concepto que se aplica al funcionamiento y mantenimiento de equipos, en tanto, el mantenimiento preventivo consiste de aquellas acciones que se llevan a cabo para evitar que se produzcan problemas o desperfectos a futuro en algún equipo, máquina, o dispositivo que se usa con un fin laboral o doméstico.

Mantenimiento que se le efectúa a una máquina para evitar que se rompa o falle

El mantenimiento es la palabra que nos permite designar a aquella actividad a partir de la cual es plausible mantener un producto, una máquina, un equipo, entre otros, para que el mismo funcione de modo correcto, o en su defecto, la que nos permite practicarle a algunos de estos una reparación en caso que así lo demande, para que pueda recuperar su funcionamiento normal.

Mayormente, todos los aparatos, máquinas, maquinarias, dispositivos, entre otros, necesitan en algún momento de su existencia recibir un mantenimiento, ya sea como indicamos, para garantizar que sigan funcionando de modo satisfactorio, o bien para reparar aquel desperfecto que haya surgido de pronto.

Existe una gran cantidad de contextos en los cuales este concepto se aplica, y en relación a bienes físicos o virtuales, entre otros.

Por caso, es que podremos hablar del mantenimiento de una casa, de una pieza artística, de un automóvil, de un sistema, de un electrodoméstico, de un programa, y siempre, para garantizar el mantenimiento conforme debe ejecutarlo un profesional idóneo, que haya estudiado al mismo y que disponga de una sobrada experiencia en él.

Mantener las maquinas que se usan para producir es vital para la productividad del negocio

Ahora bien, el mantenimiento, sin lugar a dudas, resulta imprescindible en aquellas máquinas que se emplean a instancias de la producción de bienes y servicios.

Todos los elementos y herramientas que participan justamente de un proceso de producción económica deben ser controlados de manera periódica porque de ellos depende la productividad de la empresa en cuestión.

Cuando una máquina que produce tal o cual producto se rompe se afectará directamente el ingreso económico de la compañía porque no podrá seguir produciendo la misma cantidad ya que hay una máquina rota.

O sea, no hay que esperar a que una máquina relevante para nuestro trabajo se rompa para ir a arreglarla, hay que ir haciendo un mantenimiento, como el preventivo, para garantizar que siempre esté funcionamiento adecuado y no encontrarnos de pronto con una rotura intempestiva a causa de precisamente una falta de mantenimiento en este sentido.

Lamentablemente esto ocurre mucho en pequeñas y grandes empresas, y también en el plano doméstico, retrasar un mantenimiento de algún equipo para ahorrar dinero, para no gastar de más, sin embargo, eso puede volverse en nuestra contra cuando ante la ausencia del mantenimiento la maquina se rompe.

Seguramente en esa instancia, el arreglo y revisión nos cueste más que la realización de un mantenimiento preventivo.

El técnico es el encargado de llevar a cabo esta acción

En tanto, quien despliega la actividad de mantener o de corregir las fallas que puedan suscitarse en los equipos o máquinas se conoce popularmente como mecánico o como técnico y cabe destacarse que para llevar a cabo su actividad debe disponer de un profundo conocimiento de las piezas que componen el artefacto o aparato en cuestión y también de su funcionamiento.

Existen dos tipos de mantenimiento, el mantenimiento de conservación y el mantenimiento de actualización.

El de conservación tiene por finalidad compensar el desgaste que sufre el equipo como consecuencia del paso del tiempo; y el de actualización por su parte tiene el objetivo de contrarrestar el paso del tiempo en materia tecnológica, es decir, tratará de aggionarlo para que pueda satisfacer las necesidades actuales.

En tanto, dentro del primero nos encontramos con el mantenimiento correctivo y con el mantenimiento preventivo, que es el que nos ocupará a continuación.

Gracias al mantenimiento preventivo es posible garantizar el buen funcionamiento de los equipos ya que este tipo de mantenimiento se ocupa exclusivamente de realizar las pertinentes revisiones y reparaciones que impidan que el aparato se descomponga.

Es decir, su principal misión es mitigar posibles fallas.

Diferencia con el mantenimiento correctivo

Se diferencia del mantenimiento correctivo, justamente, porque mantiene al aparato en funcionamiento, mientras que el correctivo repara a aquel aparato que dejo de funcionar.

Y dentro del mantenimiento nos podremos encontrar con tres modalidades: programado (la revisión se realiza por tiempo); predictivo (se ocupa de determinar el momento preciso que el equipo necesitará ser revisado, por tanto, se predice el tiempo máximo de utilización); y de oportunidad (se realiza aprovechando aquellos momentos en los que el equipo no se emplea, evitándose de esta manera sacarlo de actividad).

 
 
 
Temas en Mantenimiento Preventivo
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •