Tecnología » Licencia Libre

Definición de Licencia Libre

El fenómeno del software libre no se queda solamente en una revolución tecnológica, sino que también busca revolucionar la sociedad brindándole una herramienta de uso sin restricciones que, además, promueve la investigación: el software libre.

Y, en el mundo en el que vivimos, este software libre debe estar cubierto legalmente para evitar que alguien se apropie de él, y obligar a quienes lo utilizan a cumplir con sus reglas. Es por ello que, dicha cobertura, es proporcionada mediante una licencia.

Una licencia (sea ésta libre o no) constituye un contrato legal entre quien produce y/o distribuye el software, y el usuario, que debe ser aceptada en el momento de la instalación y/o primera ejecución de la aplicación y que obliga legalmente al cumplimiento de sus términos desde el momento de su aceptación.

Al ser un contrato vinculante entre las partes, su incumplimiento se considera una infracción punible por ley, por lo que el usuario puede ser llevado a juicio en el caso de ser descubierto infringiéndolo.

Así, por ejemplo, las licencias de software propietario prohíben explícitamente la copia y cesión gratuita del programa a terceros por parte del usuario, así como la instalación y uso de copias que no sean las originales vendidas por la empresa productora y/o distribuidora.

Las licencias libres son aquellas que cumplen con los cuatro postulados de la libertad del software establecidos por Richard Stallman a mediados de la década de los ochenta.

Dichos postulados son:

Libertad 0: de uso, para poder emplear el software de cualquier manera y con el objetivo que se nos ocurra.
Libertad 1: de estudiar cómo funciona el programa. Ello exige implícitamente la disponibilidad del código fuente.
Libertad 2: de distribución, para poder hacer llegar el programa a quien queramos.
Libertad 3: de modificación, de forma que si queremos realizar una variante del software, o modificar su forma de funcionamiento, podamos hacerlo. Nuevamente implica la disponibilidad del código fuente.

Como vemos, en ningún punto implica la gratuidad del software explícitamente (implícitamente podríamos discutirlo), pero si la disponibilidad de su código fuente y el poder cederlo a quien queramos.

Las licencias libres deben cumplir estas cuatro libertades sin paliativos o, en caso contrario y aunque puedan cumplir con alguna de ellas, si no las cumplen todas no podrán ser consideradas licencias libres.

Pero no se trata solamente de cumplir con estas cuatro libertades; los redactados difieren entre las distintas licencias libres, además de tocar también otros aspectos diversos. Si no, ya no habría distintas licencias libres.

Entre las licencias más conocidas y utilizadas del mundo del software libre, se encuentra la GPL.

Esta fue creada por Richard Stallman y la Free Software Foundation (FSF) en 1989, y ha ido sufriendo diversas modificaciones a lo largo de los años, siendo la última la de 2007 (versión 3).

Inicialmente creada para el sistema operativo GNU (proyecto también iniciado por Stallman), se ha extendido a una gran cantidad de aplicaciones, como el núcleo Linux o la suite ofimática LibreOffice. Esta última combina la GPL con otras licencias de tipo libre.

Además de la GPL, otras licencias libres importantes son la Apache (del servidor web homónimo), la MPL (Mozilla Public License), la LGPL de la FSF para permitir la integración de software libre en software privativo, la Yahoo! Public License, o la CDDL.

La filosofía del software libre ha acabado impregnando al resto de la sociedad y, con ello, las licencias libres se han extendido.

Como ejemplo de ello tenemos los contenidos audiovisuales, que también pueden ser libres, o los contenidos de texto.

Foto Fotolia: Arkela

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: febrero. 2019 | URL: https://www.definicionabc.com/tecnologia/licencia-libre.php
 
 

Ahora en Tecnología

Redes Sociales