Definición ABC » Tecnología » iOS

+

Definición de iOS

Pese a que se habla mucho de la convergencia entre dispositivos móviles y de sobremesa, todavía nos encontramos con dos sistemas operativos diferenciados para los diferentes formatos de dispositivo, mayormente debido a sus respectivas particularidades de uso (lo que lleva a unas ciertas necesidades de la interfaz de usuario), y a la plataforma de hardware sobre las cuales se utilizan (normalmente x86 en computadora, y ARM en dispositivo móvil).

En el caso de Apple, como en el de otras empresas, podemos ver claramente esta dicotomía: mientras las computadoras, que utilizan Mac OS X, montan chips Intel x86 y carecen de interfaz táctil, los dispositivos móviles (iPhone, iPad), se basan en la arquitectura ARM y emplean un sistema operativo adaptado, iOS.

iOS es la “versión” de la plataforma software de Apple destinada a ser ejecutada en dispositivos móviles, tales como el iPhone o el iPad. Una variante de este equipa al Apple TV.

Como todos los sistemas operativos, proporciona al usuario de la máquina que lo monta una interfaz para relacionarse con el software, la capacidad para ejecutar aplicaciones, almacenar ficheros de todo tipo, relacionarse con el mundo exterior, conectarse a Internet, etc.

Un aspecto definitorio del iOS es la imposibilidad del acceso directo del usuario al sistema de ficheros, algo que solamente puede ser llevado a cabo mediante aplicación, a diferencia de lo que sucede en Android, sistema operativo que dispone de algunos administradores de archivos.

Igualmente, no se puede acceder al almacenamiento y el sistema de ficheros a través de su conexión a una computadora, como pasa con Android, sino que debe hacerse exclusivamente a través del programa iTunes, disponible para Mac OS X y Microsoft Windows.

Esto impide utilizar un iPhone o un iPad conectados a una computadora PC con GNU/Linux para acceder al sistema de ficheros o, por lo menos, lo dificulta, ya que han nacido soluciones de terceras partes para hacerlo, pero siempre están sujetas a cambios en el iOS por parte de Apple que las deje inoperativas.

iOS nace en 2007 con el primer iPhone, siendo el primer sistema operativo (y el terminal, el primer teléfono) en soportar una interfaz multitáctil.

Hasta entonces, las interfaces de usuario táctiles solamente soportaban un punto de presión, pero el iPhone revolucionaba esto, introduciendo gestos que después se popularizarían también para otras plataformas, como el “pinch and zoom” que nos permite ampliar la imagen mediante dos dedos haciendo la “pinza”.

Otra de las características del primer iOS era que no soportaba Flash.

Esta decisión, tomada -por lo que se sabe- de forma personal por Steve Jobs, se justificaba en la poca seguridad del plug-in de Flash, así como en sus problemas técnicos, aunque se dice que era debido al lanzamiento de una versión de Photoshop antes para Windows que para Mac, lo que molestó a Jobs hasta el punto de boicotear esta importante pieza para Adobe.

El iOS de 2007 también presentaba algunas lagunas frente a las computadoras de sobremesa, como era la falta de una multitarea real.

Dicho aspecto fue solucionado en su cuarta versión. Actualmente, y como Android, iOS cuenta con un potencial -no explotado por Apple- para ejercer como sistema operativo desktop.

Todas las aplicaciones de iOS deben ser instaladas a partir de la App Store de Apple.

Dicho concepto también fue muy novedoso en su momento; pese a que existían repositorios centralizados de aplicaciones, ninguno era el “obligatorio”, y todo el mundo podía descargarse los programas desde donde le placía, tanto en las computadoras de sobremesa como en los dispositivos móviles.

El concepto de la App Store ganó muchos adeptos, hasta el punto que fue adoptado por la competencia (ahí tenemos la Google Play) e incluso su modelo pasó a los sistemas desktop.

No obstante, también generó sus enemigos, desarrolladores que veían como sus aplicaciones no eran aprobadas por Apple para la App Store, o eran retiradas, y usuarios que querían instalarse lo que ellos quisieran.

Para estos perfiles nació lo que se ha dado en llamar Jailbreak, y que consiste en “liberar” al iOS para instalarle lo que uno quiera.

Una vez realizado, el jailbreak permite instalar cualquier aplicación descargada de Internet, existiendo un amplio volumen de software no aprobado por Apple pero que puede ser instalado en nuestros iPhones sin tener que pasar por la App Store.

El iOS también dispone, desde 2010, del primer y más famoso asistente de voz, Siri.

La voz es la interfaz de usuario del futuro para los sistemas informáticos, y Apple se adelantó en este aspecto con Siri, el cual estuvo disponible como app para iOS en 2010, y ya integrado en el sistema a partir de 2011.

Siri acepta un amplio rango de comandos vocales, además de permitir la interacción con aplicaciones de terceros integrados en iOS.

Desde hace unos años, iOS también sirve de base a tvOS, la plataforma software que Apple utiliza en su Apple TV, un set-top box pensado para el consumo de contenidos y también, en sus últimos modelos, la ejecución de apps, principalmente videojuegos.

Fotos: Fotolia - John Takai / Jackie2k

 
 
 
Temas en iOS
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48899 fans
  • Twitter
    2310
  • Google
    471
  •