Tecnología » Home Office

Definición de Home Office

Las posibilidades de teletrabajo que tenemos gracias a las nuevas tecnologías han permitido que muchos profesionales hagan de su hogar su propio puesto de trabajo, su oficina. Es lo que en inglés se denomina home office, término que también se utiliza en español.

Siguiendo con el idioma de Shakespeare, home office tiene otro significado: la sede central (home como hogar) de una empresa que tiene varias sedes, edificios o delegaciones. En esta acepción, home office significaría el lugar en el cual trabajan los cargos directivos más altos, y donde se toman las decisiones globales.

Una tercera acepción que no trataremos en este artículo es el Ministerio del Interior británico.

Home office se compone de dos palabras: home, que significa “hogar”, y office, que significa oficina.

Pero no equivoquemos conceptos: una home office no es trabajar en pijama en el sofá, eso es otra cosa. Una Home Office es una oficina con todas las de la ley, es decir, un espacio de trabajo en el cual también se puede recibir la visita de clientes. Y, obviamente, recibir a alguien en pijama en el sofá de casa no es la cuestión...

Se desconoce el momento en el que el término entró en uso en la lengua española, e incluso en la inglesa. Pese a que la práctica de trabajar en casa ha podido ser desarrollada desde siglos atrás (muchos artesanos trabajaban donde vivían, tanto en la Roma antigua como en la época medieval, por ejemplo), el teletrabajo ha potenciado esta opción en las dos últimas décadas.

Es de suponer, pues, que el uso del término home office en castellano data de algún momento entre la década de los ochenta y los noventa como muy temprano, y primeros años del nuevo milenio como muy tarde.

Hemos de tener en cuenta que, a efectos jurídicos, la home office puede estar sujeta a tener que ser declarada como lugar de trabajo o no.

Por lo tanto, en aquellos países en los que la legislación obliga a declarar dichos puestos de trabajo, habrá que tener en cuenta normas como las que aplican en el terreno de la seguridad laboral, o el pago de impuestos acorde el hecho de que sea un espacio laboral.

Trabajar en casa también exige disciplina: contar con ciertas comodidades puede distraernos de nuestro objetivo laboral.

Por ejemplo, hacer una escapada a la nevera, o ponerse a ver la tele. Aunque es cierto que también debemos realizar unas ciertas pausas, especialmente si trabajamos en la computadora, ya que tantas horas sentados en la misma postura y ejerciendo los mismos movimientos, es contraproducente para nuestra salud. Debemos cuidar nuestra salud.

Fotos Fotolia: Imagination13 / BadBrother

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: marzo. 2019 | URL: https://www.definicionabc.com/tecnologia/home-office.php
 
 

Ahora en Tecnología

Redes Sociales