Definición ABC » Tecnología » Excel

+

Definición de Excel

Entendido como uno de los programas de software más utilizados y útiles para realizar cálculos, el Excel (o más correctamente Microsoft Excel) es un programa que permite realizar hojas de cálculo, con listas, números y clasificaciones. Luego del Microsoft Word, es el más utilizado del paquete Microsoft debido a su gran utilidad y fácil manejo. La pantalla del Microsoft Excel aparece en forma de columnas con numerosas posibilidades que van agregándose a medida que las versiones del programa se multiplican y mejoran. Se ha convertido en un estándar de facto dentro de este segmento de programas.

El Excel de Microsoft es la hoja de cálculo que forma parte del paquete de aplicaciones de ofimática Office.

Su primera versión data del año 1985 y, aunque siendo de Microsoft muchos pensaréis que fue para Windows, la realidad no es así: Excel 1.0 fue para Macintosh, con la versión 2.0 de 1987 para, ahora si, el entorno gráfico de Microsoft (todavía no era un sistema operativo, sino un entorno que se ejecutaba sobre MS-DOS.

Para posicionarse como primera hoja de cálculo con mayor número de usuarios que sus rivales, Excel tuvo que superar a Lotus 1-2-3, una hoja de cálculo para MS-DOS que había salido al mercado en 1983, y que por aquel entonces constituía un estándar “de facto”.

Pocos entonces intuían el gran éxito que supondría Windows, aunque con el casi monopolio que tenía MS-DOS, no era difícil de prever que algo grande pasaría con aquel entorno de ventanas.

Con 1-2-3, Lotus sentó las bases que después seguirían las demás hojas de cálculo, pero cometió un error garrafal: menospreciar Windows y lanzar tarde una versión para este entorno. Demasiado tarde, pues para cuando lo hizo, Excel ya se había apoderado de una gran parte de su base de usuarios.

La historia de dominación de Excel empezó ahí, y se extiende hasta nuestros días. Entre los usuarios finales, la única hoja de cálculo capaz de hacerle sombra es la del paquete ofimático LibreOffice.

Con el tiempo, Microsoft ha adaptado Excel al paradigma de la nube y de las apps móviles.

A día de hoy disponemos de un Excel online, que podemos ejecutar desde cualquier navegador web, además de una app móvil y no solamente para el sistema operativo Windows, sino también para Android.

La estructura de una hoja de cálculo de Excel consiste en una cuadrícula dividida en filas, a cada una de las cuales se le asigna un número, y columnas, a cada una de las cuales se le asigna una letra (o dos cuando se acaba el alfabeto).

Esta es la configuración habitual de todas las hojas de cálculo, establecida -efectivamente, lo habéis adivinado- por Lotus 1-2-3 y tomada como estándar también por su competencia.

Gracias a esta nomenclatura de las celdas que componen la hoja de cálculo, podemos realizar operaciones entre ellas; por ejemplo, en la celda C3 podemos calcular el resultado de sumar las celdas A1 con B1, en una operación que viene denotada por una cadena de texto en C3 que empieza con el símbolo = (igual a), seguida de la operación: =A1+B1.

Las operaciones matemáticas entre valores de celdas para dar un resultado son una de las funcionalidades de Excel. Y estas no se limitan a la suma y las tres otras operaciones básicas (resta, multiplicación y división), sino que incluyen funciones de todo tipo, como estadísticas, trigonométricas o algebraicas.

Excel también es capaz de trabajar con funciones pensadas para textos, como la concatenación, además de las funciones numéricas. También tenemos el uso de funciones, como la lógica if (el “si condicional”, de forma que es posible tomar decisiones en base al resultado de una operación, una comparación,...

Distintas hojas pueden agruparse en un fichero, formando con ello un libro. E incluso pueden interrelacionarse entre ellas.

Algo que ha hecho famoso a Excel son sus asistentes y sus posibilidades de programación.

Para esto último, utiliza el VBA, Visual Basic for Applications, un lenguaje de programación de alto nivel basado en BASIC, y que es válido para crear soluciones basadas en Excel. Es una característica que comparte con los demás programas de la suite Office de Microsoft.

También podemos automatizar tareas mediante la construcción de macros, secuencias de comandos que grabaremos de una forma visual.

Otra funcionalidad muy popular de Excel es la capacidad de realización de gráficos a partir de tablas de datos.

Dichos gráficos pueden ser de varios tipos, como de pastel, de barras, barras apiladas, líneas o dispersión entre otros. Podemos personalizar los colores de los elementos, añadir leyendas, e insertarlos en otros archivos como, por ejemplo, documentos de Word o presentaciones PowerPoint.

Entre las herramientas más avanzadas de las que dispone Excel, encontramos las tablas dinámicas y buscar objetivo.

Las tablas dinámicas son útiles para la realización de análisis de todo tipo de una forma visual, aunque también es probablemente la funcionalidad que más les cuesta entender a los usuarios de Excel.

Por su parte, la búsqueda de objetivo nos permite partir de un resultado para encontrar los valores que permiten llegar a dicho resultado.

El formato de fichero de Excel, el famoso .XLS, también marcó una época y devino un estándar de facto de la industria.

Pese a no ser un estándar abierto, sino un formato propietario de Microsoft, la masiva adopción de Excel como programa de hoja de cálculo provocó que la compatibilidad con el formato XLS se convirtiera en imprescindible para cualquier otra aplicación de hoja de cálculo, que debía incorporar filtros para la importación y exportación a este formato.

En 2007, Microsoft cambió su formato propietario por otro basado en XML y reconocido como abierto, facilitando de este modo la interacción de otras aplicaciones (por ejemplo LibreOffice) con su hoja de cálculo, un cambio que también afectó al resto de las aplicaciones del paquete Office.

 
 
 
Temas en Excel
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •