Definición ABC » Tecnología » Escalabilidad

+

Definición de Escalabilidad

Cuando te compras una mesa de salón de un determinado tamaño y se te acaba quedando pequeña porque la familia crece, si prefieres no utilizar una mesita accesoria diferente para alojar a los comensales que faltan, te verás obligado a desechar tu mesa actual y comprarte otra nueva.

Si pasamos este símil al mundo de la computación, diríamos que estamos trabajando con un sistema que no es escalable, ergo, no podemos ampliar o disminuir su tamaño y prestaciones, que es precisamente como se define un sistema escalable, como aquel que puede adaptarse, de forma dinámica, al volumen de uso necesario para cumplir con las metas del proyecto.

Habitualmente, entendemos un sistema escalable como aquel que puede ser ampliado para absorber un mayor volumen de actividad pero, en puridad, puede ir en las dos direcciones, ofreciendo menos prestaciones y capacidades para atender a un menor número de usuarios consumiendo una menor cantidad de energía y recursos.

Un ejemplo típico de sistema escalable son los sistemas informáticos virtualizados, como los servidores ya que ampliar las características de memoria RAM, espacio de almacenamiento o unidades de disco, es muy fácil, siempre y cuando limitándonos a lo que se encuentre disponible y accesible a través de la red, sea esta local o a través de Internet.

Una exigencia de los sistemas escalables es que puedan ajustarse a las necesidades sin perder un ápice en calidad de servicio ya que, si este se degrada, la escalabilidad nos será poco útil

La escalabilidad de un sistema informático se define en dos ámbitos: de carga de trabajo (mayores o menores recursos según el proyecto, el número de usuarios y sus correspondientes tareas) y geográfico (poder crecer instalando más máquinas físicas y viendo una red conformada por núcleos distantes como una red local).

Mientras que la escalabilidad en carga de trabajo es fácil de ver, tal vez resulte un poco más difícil con la escalabilidad geográfica que, básicamente, quiere decir que podemos montar terminales, servidores y periféricos o appliances de red en cualquier parte del mundo, que serán tratados por nuestro sistema como recursos locales,

facilitándonos, por ejemplo, imprimir en una impresora que está en otra ciudad, tal y como lo haríamos con una impresora conectada directamente a nuestra computadora, y tal estructura ampliándola hasta el infinito, a nivel teórico.

La virtualización nuevamente y las redes privadas virtuales son las tecnologías de software que posibilitan que podamos disfrutar de este tipo de sistemas.

El balance de carga en escalabilidad es una técnica consistente en repartir las tareas entre los diferentes nodos del sistema. De forma que, al repartir el trabajo en unidades más pequeñas, no se colapsa ninguno de los nodos que conforman la red.

Fotos: Fotolia. Vige / denisismagilov

 
 
 
Temas en Escalabilidad
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49192 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    435
  •