Tecnología » Digitalización

Definición de Digitalización

Vivimos en un mundo digital, algunos dirán que por naturaleza (a nivel de partículas, es discontinuo), mientras que otros dirán que porque necesitamos representar la realidad de una forma comprensible para nuestras máquinas, las computadoras. En cualquier caso, estamos en pleno proceso de digitalizarlo todo (o casi).

La digitalización es un proceso mediante el cual, algo real (físico, tangible) es pasado a datos digitales para que pueda ser manejado por una computadora (de naturaleza, a su vez, digital), modelándolo, modificándolo, y aprovechándolo para otros propósitos distintos de su cometido o función originales.

Es decir, pasamos de una realidad continua (o que vemos a nivel macroscópico como tal), a una realidad discontinua, conformada por bits (ceros y unos).

La digitalización exige la lectura, habitualmente por medio de herramientas tecnológicas, del modelo original para tomar datos que, después, serán útiles para reconstruir el objeto en formato digital dentro de la computadora.

El término se aplica a distintas tecnologías con finalidades ligeramente diferentes.

Por ejemplo, la digitalización de un documento escrito a mano sobre papel puede consistir en su escaneado y posterior interpretación mediante un programa de OCR (reconocedor óptico de caracteres, por sus siglas en inglés), o solo su escaneo.

Si nos quedamos con la primera parte, el escaneo, conseguimos un documento legible en pantalla e imprimible, manipulable como imagen, pero que no podremos editar como texto. En cambio, si permitimos que un software reconozca lo que hay escrito, tendremos un texto manipulable.

Y este ejemplo me permite introducir un nuevo concepto: la digitalización puede contener errores respecto a lo que interpretamos los seres humanos.

Sin ir más lejos, en el caso del documento escaneado y luego interpretado, una mala caligrafía del autor del texto puede llevar al programa de OCR a interpretar una l donde debía ir una i, o viceversa, o malinterpretar algún otro carácter.

Esto exige una revisión del texto y su corrección por parte de un corrector humano.

El proceso de digitalización se puede aplicar a muchas facetas de la vida y la naturaleza. Por ejemplo:


  • Ondas sonoras, como la voz o la música, para ser manipuladas o, simplemente, reproducidas en formato digital, transmitidas a través de Internet y almacenadas.

  • Imagen. Las mismas cámaras de fotos digitales incorporan un sensor que lo que hace es capturar lo que se ve a través del objetivo en forma de bits, con datos correspondientes a la posición y el color.

  • Señales de radio o de otro tipo de ondas inalámbricas que, como la voz, pueden ser analizadas e incluso manipuladas.

  • Planos de edificios o, incluso, datos sobre edificios ya construidos sin disponer de los planos (mediante herramientas y técnicas especiales), para la posterior elaboración de modelos tridimensionales que poder manipular con finalidades de arquitectura, interiorismo,...

La obtención de señales digitales a partir de analógicas (digitalización) aporta ventajas, como son la reproducción sin pérdida de calidad, y su manipulación para convertirla en algo distinto.

Si bien ya hemos comentado su manipulación, la reproducción sin pérdida de calidad consiste en que podemos hacer tantas copias como queramos sin que ello signifique que estas se deterioren.

¿Habíais probado alguna vez de hacer copias de una cassette en otra, y una copia de la copia y así, sucesivamente? Siempre llegaba un punto en el que una de las copias empezaba a sonar francamente mal, ya que al ser analógica, la grabación iba deteriorando paulatinamente ciertos aspectos. De hecho, dos copias del mismo original no eran nunca exactamente iguales.

En cambio, los datos digitales son fácilmente copiables sin pérdida de calidad, puesto que un 1 siempre tendrá el mismo valor, igual que un 0.

El problema de la digitalización siempre se encuentra en los recursos destinados a ella: debemos tomar suficientes muestras para que la información discreta se acerque lo máximo posible a la misma información en formato continuo.

Eso es lo que se llama tasa de muestreo, y consiste en tomar el máximo número de muestras cuantificables digitalmente en el mínimo lapso de tiempo.

Una vez conseguidos los datos en digital producto de la lectura, podemos dejarlos así, tal cual (formato RAW, “crudo” en inglés), o bien utilizar un algoritmo de compresión con o sin pérdida para reducir su tamaño y hacerlos más manejables y transferibles a través de redes telemáticas, aunque ello suele ser a costa de perder un poco de calidad.

Foto: Fotolia - rozmarin

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: septiembre. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/tecnologia/digitalizacion.php
 
Temas en Digitalización
 

Ahora en Tecnología

Redes Sociales