Definición ABC » Tecnología » DBMS

+

Definición de DBMS

DBMSLos seres humanos tenemos tendencia a almacenar datos sobre cualquier cosa y, de hecho, no en vano se dice que esta es la “era de la información” por la abundancia de esta. Y es que cada poco tiempo, la información que cualquier persona tiene a su alcance se multiplica abarcando tanta cantidad como el total de información producida a lo largo de toda la historia.

En esa omnipresencia de la información como herramienta de valor, tienen un gran protagonismo las tecnologías de la información y la comunicación, y no sería posible sin el concurso de los sistemas informáticos y las redes de comunicaciones como Internet.

La base de una información clasificada

Otro de los elementos clave en esta sobreabundancia de información es el software. Los datos acumulados, por ellos solos, no nos dicen nada. Es como si en un despacho tuviéramos amontonadas hojas y hojas con textos escritos (vale, de acuerdo, algo que nos pasa a muchos...). No valdrían de nada si no las tuviéramos agrupadas en libros o trabajos con su correspondiente índice para encontrar lo que estamos buscando.

De la misma forma, tenemos herramientas a nuestro alcance para organizar y estructurar la información dentro de nuestras computadoras. Estas herramientas, que pueden ser de tipos distintos según la forma en que trabajan, reciben un nombre en común: DBMS, siglas en inglés de Sistema Gestor de Base de Datos (SGBD en español).

Los diferentes tipos

Software que nos permite gestionar bases de datos hay muchos, desde los más sencillos que están pensados para solventar las necesidades domésticas y de negocios pequeños, hasta los grandes sistemas concebidos para poder servir a grandes multinacionales, soportando millones de transacciones de forma diaria.

La diferencia entre unos y otros se encuentra en muchos aspectos pero, principalmente, diferenciamos los DBMS por la forma en que trabajan:

  • Bases de datos relacionales. Probablemente, los más populares. La información se estructura en tablas, cada una representando un tipo de objeto y sus características. Cada tabla puede tener un campo o varios que permiten identificar cada registro de forma unívoca, y crear relaciones con otras tablas. La mayoría de les gestores de bases de datos actuales pertenecen a este tipo
  • Bases de datos distribuidas. Soporta la distribución tanto de los datos como del software de gestión, entre varias computadoras. Muy útil cuando tenemos que trabajar en una misma organización que posee diferentes sedes geográficas o nacionales.
  • Bases de datos jerárquicas. Los datos se organizan en formato de árbol invertido. Son idóneas para grandes volúmenes de información.

  • Bases de datos en red. Una variante del modelo anterior, el jarárquico, en el cual una rama del árbol invertido no solamente puede tener diversas ramas, si no que un mismo nodo puede provenir de varias ramas.
  • Bases de datos transaccionales. Si las relacionales es el tipo de SGBD más frecuente, las transaccionales son las más infrecuentes. Orientadas a su uso en los entornos bancarios, empresariales e industriales, basan su paradigma de uso en la realización de dos operaciones para completar una transacción, una de ellas habitualmente para comprobar que se cumplen condiciones preestablecidas.
  • DBMS-Cloud-internet

  • Bases de datos orientadas a objetos. Parecidas conceptualmente a las relacionales en ciertos aspectos, derivan de las mismas ideas que equiparon los lenguajes de programación orientados a objetos como el C++, permitiendo, por ejemplo, crear objetos a partir de otros, de los cuales heredan algunas características.
  • Bases de datos documentales. Pensadas para servir a las aplicaciones de gestión documental, lidiando con grandes volúmenes de texto y permitiendo efectuar búsquedas en ellos.
  • Bases de datos multidimensionales. Muy parecidas a las relacionales, son utilizadas básicamente para la realización de aplicaciones OLAP. Una tabla no solamente contiene columnas y valores por cada registro, si no que, además, se le asocia una métrica. De ahí que se expanda en varias dimensiones.
  • Bases de datos deductivas. Almacena hechos y reglas, con cuyas inferencias es posible llevar a cabo deducciones.

Fotos: iStock - Alex Belomlinsky / Nihat Dursun

 
 
 
Temas en DBMS
 

Redes Sociales