Tecnología » Criptomonedas (Bitcoin)

Definición de Criptomonedas (Bitcoin)

Muchas personas en todo el mundo buscan formas de economía alternativas a las establecidas, las cuales juzgan controladas por un poder oligárquico invisible. Y estas formas alternativas se han materializado en las llamadas criptodivisas o criptomonedas.

Estas no son más que divisas que se mantienen exclusivamente en la red Internet, que no cuentan con el soporte del dinero físico, ni tampoco con una autoridad bancaria reconocida mundialmente, aunque eventualmente, los bancos puedan trabajar con dichas monedas.

De hecho, la gran mayoría de las transacciones que realizamos hoy en día son virtuales, sin existir el soporte físico de una moneda real detrás, solamente intercambiamos bits entre unas cuentas y otras.

A fin de cuentas ¿qué es una moneda? Los antiguos romanos emplearon la sal (algo de mucho valor en la época) para pagar a sus legionarios y, de ahí, deriva nuestro moderno término salario para referirse al sueldo que cobramos por algo.

Una moneda es, pués, un mecanismo de pago aceptado por dos partes para remunerar un trabajo hecho, un servicio prestado o un bien intercambiado de manos. Su naturaleza puede ser física o virtual, siendo este último caso el de las criptomonedas.

Fundamentos matemáticos

Una criptomoneda se basa en algoritmos matemáticos. Pese a que se diferencian formalmente, en el fondo todas las criptodivisas tienen un parecido notable.

Existen una serie de servidores o computadoras que, mediante cálculos complejos y comprobando cada una de ellas el trabajo de otras, producen unidades de la criptomoneda. Es lo que se llama trabajo de minería.

Quienes lo llevan a cabo a través de sus computadoras pueden ser tanto personas que se dediquen a ello gracias a máquinas muy potentes (existen pequeñas computadoras dedicadas expresamente a ello), como usuarios particulares que, como los gold diggers de la fiebre del oro norteamericana, esperan sacar algo de dinero para ir gastando en tiendas online que acepten la criptomoneda.

La comprobación mutua entre máquinas que se dedican al minado permite asegurar que no se falsifica moneda.

Para poder guardar y utilizar las criptomonedas, una vez generadas estas, deberemos utilizar un monedero virtual.

Cualquier internauta puede disponer de un monedero virtual sin tener que ser “minero” de las criptomonedas.

Además de minarlas, siempre podemos obtener criptomonedas cambiándolas por otras divisas (ya sean también criptográficas o “convencionales”) en casas de cambio que las acepten.

La historia de las criptomonedas se remonta a finales de la década de los noventa del siglo pasado, cuando fueron definidas a nivel teórico

No obstante, la primera implementación práctica y utilizable es mucho más reciente, teniendo que esperar prácticamente una década: el Bitcoin, nacido en 2009.

Bitcoin se ha convertido no solo en la primera criptomoneda de la historia, sino también en el máximo exponente de las criptodivisas y la más conocida entre el público en general.

Un precedente de las criptodivisas fueron los Linden Dollars de Second Life, un entorno de realidad virtual posteriormente evolucionado en juego. Estos “Dólares Linden” no cumplían con todos los preceptos de las criptodivisas, sobretodo porque dificilmente podían gastarse fuera del entorno de Second Life, aunque por un tiempo fue una prometedora apuesta de futuro en este sentido.

Además del Bitcoin, podemos encontrar otras criptodivisas mucho menos conocidas, como el Dogecoin, el Litecoin, Namecoin, o Peercoin.

El fenómeno Bitcoin

Sin lugar a dudas, la criptomoneda más famosa y difundida es el Bitcoin, que también fue la primera. No en vano, su nombre en inglés significa “moneda de bit”.

Todavía se desconoce con seguridad a su autor, y aunque varias personas han reclamado dicha autoría, ninguna ha podido/querido demostrarlo de forma fehaciente. Solamente un seudónimo (Satoshi Nakamoto) es lo que tenemos como pista sobre la verdadera identidad de su autor.

Bitcoin se ha hecho famoso en todo el mundo por su opacidad. La misma definición de esta criptomoneda permite que su uso sea totalmente opaco a miradas ajenas, protegiendo de esta forma las identidades de quienes participan en las operaciones.

Esto ha propiciado que sea utilizado por mafias y cibercriminales. Por ejemplo, los ransomware, programas maliciosos que secuestran los ficheros de usuario de las computadoras que infectan, exigen un pago que, generalmente, debe ser realizado en Bitcoins.

No obstante, la criptodivisa es eso, una simple divisa electrónica. Su uso ya depende del que le demos los internautas, los humanos.

En el sitio web de Bitcoin podemos acceder a las herramientas software necesarias para trabajar con Bitcoins, como un monedero electrónico. En la misma tienda también podemos ver la tasa de cambio del Bitcoin con otras divisas “convencionales”.

En tiendas online como Amazon podemos encontrar hardware dedicado al minado de esta criptodivisa.

Fotos: iStock - TinaFields / D3Damon

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: agosto. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/tecnologia/criptomonedas.php
 
Temas en Criptomonedas (Bitcoin)
 

Ahora en Tecnología

Redes Sociales