Definición ABC » Tecnología » Control del Tráfico Aéreo

+

Definición de Control del Tráfico Aéreo

Cada día transitan por los cielos miles de aeroplanos llevando a millones de pasajeros. Para que esto sea posible es necesario un riguroso control del tráfico aéreo. Los profesionales que realizan esta actividad son los controladores aéreos. Se calcula que a diario hay unos 90.000 vuelos comerciales en el conjunto del planeta, por lo que medio millón de personas viajan por el aire.

Un poco de historia

Durante las primeras décadas de la historia de la aviación el número de vuelos era muy reducido y, en consecuencia, no era necesario organizar el espacio aéreo. Los pilotos navegaban como si fueran marinos, utilizando una brújula y un reloj. Hasta la década de 1930 no había controles generalizados sobre el tráfico de aviones. De manera paulatina se fue creando un sistema internacional de control aéreo con el objetivo de evitar cualquier tipo de accidente.

Fue durante la ll Guerra Mundial cuando se introdujo el sistema de radar para conocer la ubicación de los aviones en el espacio. Los radares emiten ondas que se reflejan en los aparatos que vuelan. El eco detectado por las antenas de los radares permite determinar con precisión la posición del avión. Este sistema se perfeccionó en la década de 1960 con un radar más sofisticado que permite conocer más información sobre el avión, como la velocidad, la altitud o la identificación de la aeronave.

Una compleja actividad

El tráfico aéreo tiene una amplia red de control que cubre prácticamente todo el planeta. Como es lógico, en los centros de control de operaciones se realiza una compleja actividad. Así, los reguladores de vuelos preparan los planes de los distintos vuelos para concretar cuál es la mejor ruta a seguir.

En aeronáutica las rutas empleadas no son en línea recta, ya que existen una serie de parámetros que deben tenerse en cuenta para que los vuelos sean cómodos y seguros para los pasajeros (entre los indicadores que se tienen en cuenta para garantizar la seguridad destacan los núcleos tormentosos en la trayectoria de un avión).

Un trabajo con una gran responsabilidad

Las vidas de millones de pasajeros dependen de los controladores. Estos profesionales realizan los planes de vuelo, los cuales son trasladados a los pilotos. De esta manera, los controladores y los pilotos manejan la misma información.

La mayoría de controladores aéreos no tienen un horario regular. Cada profesional se encarga normalmente de una función, por ejemplo las llegadas o las salidas de los aviones. Deben supervisar las distancias y los tiempos de actuación de las aeronaves.

Por otra parte, es preciso controlar los movimientos de los aviones en tierra (esta función la realiza el controlador de rodadura). Si un profesional actúa de manera ineficaz se incrementan los retrasos.

Cuando se producen emergencias o situaciones de riesgo estos profesionales deben tomar decisiones en muy pocos segundos.

Fotos: Fotolia - Archivist / Aerogondo

 
 
 
Temas en Control del Tráfico Aéreo
 

Redes Sociales