Definición ABC » Tecnología » Certificado Digital

+

Definición de Certificado Digital

¿Cómo sabemos que alguien es quien realmente dice ser en Internet? Hay varias formas, pero lo más normal es que la certificación de identidad la proporcione una tercera parte consensuada entre ambos, y que se materialice en un

certificado digital, un fichero almacenado en la computadora local o un servidor de Internet, y que permite verificar la identidad del emisor de una determinada información.

El certificado digital, expedido, por ejemplo, por el gobierno de un estado, es el que permite a los ciudadanos tramitar sus impuestos online, además de realizar otras gestiones.

En el servidor, y reconocido por el navegador web que utiliza el internauta, el certificado digital permite al internauta estar seguro de la identidad sobre la que se afirma el sitio web o servicio online con el que se está trabajando.

Las entidades dedicadas a la emisión de certificados digitales se conocen como autoridades certificadoras,

y están sometidas a las normas legales y regulaciones impuestas por las diversas autoridades nacionales o de espacios económicos (Unión Europea, por ejemplo).

Pueden ser tanto entidades públicas (dependientes de un gobierno), como privadas (una empresa particular).

Además de facilitar la identificación fehaciente de una persona, entidad, empresa o sitio web, un certificado digital también

permite el cifrado de las comunicaciones, ya que contiene la clave necesaria para utilizar un algoritmo de cifrado

que puede ser tanto de clave pública como de clave privada.

Otra de las tareas para las que ha sido pensado el certificado digital es el

firmado de documentos, que actúa igual que una firma física, identificando a la persona que estampa su sello sobre el documento y verificando su identidad.

Muchos son los países en los cuales la firma electrónica ya tiene, en muchos trámites, la misma validez que la firma “tradicional”.

A la hora de trabajar con un certificado digital, debemos instalarlo en el navegador web con el cual trabajamos, lo cual puede venir a veces acompañado de su correspondiente software.

Debemos ir con cuidado y, sobretodo

desinstalarlo una vez hayamos acabado si se trata de una computadora pública o compartida,

Ya que si lo dejamos instalado, estaremos dejando abierta la posibilidad de que alguien utilice nuestra firma digital de forma ilícita, haciéndose pasar por nosotros. Y aunque estos certificados acostumbran a estar protegidos por mecanismos como un PIN o una clave de acceso, siempre es mejor prevenir que remediar.

Si queremos conseguir nuestro certificado digital, lo mejor que podemos hacer es informarnos antes sobre las autoridades certificadoras a las que podemos recurrir. En el caso de las gubernamentales, el proceso acostumbra a ser gratuito, además de que el certificado nos va a ser útil para realizar trámites administrativos en línea, algo que no podemos garantizar con un certificado procedente de otra autoridad privada.

Fotos: Fotolia - Maksim Kabakou / Gstudio

 
 
 
Temas en Certificado Digital
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49145 fans
  • Twitter
    2290
  • Google
    416
  •