Definición ABC » Tecnología » Burbuja “Puntocom”

+

Definición de Burbuja “Puntocom”

Todo lo que sube, tiene que bajar, y si hablamos de economía en vez de física, todo lo que se hincha, estalla en un momento u otro. Y eso fue lo que pasó a principios del presente siglo con las empresas tecnológicas en la llamada

La crisis o burbuja de las punto com, debida a la sobrevaloración de las compañías tecnológicas con fines especulativos

El modelo de esta crisis no es nuevo y, de hecho, encontramos precedentes históricos tan lejanos como la Tulipomanía del siglo XVII en los Países Bajos (que llevó a la quiebra la economía del país), el famoso crack del 29, o la más reciente crisis inmobiliaria de 2008.

La especulación siempre ha existido, con casos históricamente documentados como muchas de las prácticas que Craso (uno de los miembros del Primer Triunvirato) llevó a cabo con sus negocios en la Roma tardorrepublicana.

La característica de la burbuja de las punto com es que las empresas que la protagonizaron ofrecían servicios en Internet, y el nombre de la crisis deriva del popular sufijo de dominio .com

que era el utilizado en los dominios de la mayoría de estas empresas.

La especulación se basaba en la simple premisa de las posibilidades de futuro de estas empresas, cuando Internet dominara las operaciones más habituales.

Ello sirvió para que muchos especuladores compraran valores de dichas empresas y los ofrecieran a la venta por una cifra muy superior a su precio real que, a la vez, eran adquiridos por otros inversores que hacían lo mismo, elevando su precio varias magnitudes.

Ello desembocó en una especie de “juego de la silla” que se jugó aproximadamente desde 1997 hasta 2001, año este último en el que la música dejó de sonar y las acciones de la mayor parte de las compañías implicadas no pudo venderse por un precio igual o superior al de su compra, sino que fueron a la baja. Es en este punto en el que se dice que la burbuja, que hasta entonces se había ido hinchando, explotó

y ello conllevó no solamente a la bajada de capitalización de muchas empresas, sino también a gran número de cierres y fusiones

Las empresas con peores cimientos, aquellas que habían sido fundadas y crecieron basándose en la premisa de ser vendidas como mero instrumento de conseguir dinero y sin un proyecto consistente tras de sí, fueron las que cerraron, mientras que las que realmente se basaban en un proyecto serio pero se habían aprovechado del momento, disminuyeron su tamaño o bien se fusionaron con otras o fueron adquiridas.

Hay quienes dicen que la burbuja sirvió a los intereses de ciertos sectores económicos para quedarse con los mejores proyectos de aquella época y descartar los demás.

En los años que van del 2000 (pico de la burbuja) hasta mediados del 2002 (una vez esta ya había explotado), el índice del NASDAQ (la bolsa tecnológica estadounidense, con su sede en Nueva York) bajo desde los 5.000 puntos hasta los 1.300 aproximadamente.

Los humanos no aprendemos de nuestros errores como deberíamos, y ya hace algún tiempo que muchas voces autorizadas afirman que nos encontramos ante una nueva burbuja

Aunque esta vez ya no hablamos de “empresas punto com”, sino de “unicornios”, compañías que empiezan en el mercado (start-ups) y que, por su prometedor modelo de negocio, su valoración supera los 1.000 millones de dólares.

A fin de cuentas, dicen que la extraordinaria inversión realizada en Facebook no se podrá recuperar en más de un siglo, y que empresas como Uber o AirBnB han crecido especulativamente cuando se veían venir los problemas legales a los cuales deberían enfrentarse.

Además, si bien estas compañías reinan en sus respectivos segmentos, ya sabemos que el campo tecnológico tiene la particularidad de que puede surgirte un competidor mejor posicionado a la mínima de cambio.

Algo que tienen en común tanto la burbuja de las punto com, como la actual de los unicornios (que queda por aclarar si es una burbuja, aunque todo apunta a que sí) es la abundancia de capital riesgo.

Fotos: Fotolia - anankkml / peshkov

 
 
 
Temas en Burbuja “Puntocom”
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •