Tecnología » Big Data

Definición de Big Data

Vivimos en una era en la que los datos abundan. Pensémoslo un poco: ¿qué datos sobre nosotros puede haber en Internet, flotando en el ciberespacio? Nombre, apellidos, tal vez dirección (producto de alguna compra que hemos hecho online y que, naturalmente, ha tenido que llegarnos a casa), música que escuchamos (de nuestras listas de Spotify o lo que escuchamos en Soundcloud), qué artículos miramos (producto de las páginas que vemos en Amazon y otras tiendas online), y muchos más.

Esta cantidad de datos, una vez procesada y analizada, nos puede llevar a conclusiones, tanto sobre personas individuales, como sobre conjuntos de población, e incluso a diferenciar estos según sus preferencias, unas conclusiones que, a su vez, podemos aplicar sobre individuos concretos en forma de recomendaciones. Para ello ha nacido la disciplina del Big Data.

Definimos el Big Data como la disciplina de la ciencia computacional que trata de la captación, gestión y análisis de los grandes conjuntos de datos, la extracción de conclusiones de este análisis, y la aplicación de estas conclusiones a casos concretos.

Es decir, el Big Data se trata de una disciplina completa, y no de solamente la recolección y almacenamiento de grandes conjuntos de datos.

En una era en la que los datos no solamente no escasean, sino que en muchos casos tenemos más que los que desearíamos o de los que pueden sernos realmente útiles, el Big Data también trata sobre la forma de elegir los datos que realmente nos son útiles para la realización de análisis y la extracción de conclusiones.

El objetivo último del Big Data es el de obtener un beneficio para nuestra empresa o iniciativa.

Pongamos un caso concreto: supongamos que tenemos una tienda de música online y que, de lo que escuchan nuestros clientes, nosotros guardamos información tal como el título de la canción, nombre del artista y las veces que se reproduce cada canción.

Una vez analizados todos estos datos, podemos llegar a varias conclusiones. Pongamos que vemos que cada uno de nuestros cliente acostumbra a encasillar sus opciones musicales en uno o pocos géneros determinados, y que podemos clasificar cada uno de los grupos y artistas que tenemos en catálogo en estos géneros.

Entonces, podemos utilizar el Big Data para recomendar a los clientes de nuestra tienda que escuchen (y posteriormente compren ¡claro!) música de determinados grupos que se ajusten a sus preferencias.

De esta forma, ofrecemos un servicio más ajustado a las preferencias personales de cada uno de nuestros clientes, haciéndolo más personalizado y, por lo tanto, brindándole “su tienda” en vez de una tienda genérica.

El Big Data es la disciplina que utilizan, por ejemplo, en las redes sociales para sugerirnos páginas y perfiles a seguir, o los sitios web de contenido para sugerirnos lecturas.

Amazon es uno de los comercios que ejemplifica el uso del Big Data, ya que del análisis de las consultas y compras de todos los usuarios de esta famosa web, se concluye qué sugerencias de nuevos productos deben ser mostradas a cada usuario individual.

No obstante, cabe señalar que no todo lo que se nos sugiere en Internet es fruto del análisis de tendencias mediante Big Data.

También debemos tener en cuenta acuerdos comerciales entre las compañías que realizan las sugerencias, y los fabricantes de productos para que sean los suyos los que consten en dichas sugerencias.

Tecnológicamente, el uso de soluciones de Big Data requiere de una gran potencia de procesamiento.

Es por ello que se acostumbran a utilizar sistemas informáticos dedicados, como grandes servidores, e instalaciones dedicadas que las firmas especializadas alquilan para estudios concretos o a clientes para su uso a lo largo de todo el año.

Muchas veces el Big Data requiere lidiar con colecciones de datos que no se encuentran totalmente estructuradas. Es por ello que se requieren soluciones específicas para su uso en este tipo de aplicaciones.

Se ha dicho que los perfiles técnicos especializados en Big Data tendrán mucha demanda en el futuro.

Dicho de otra forma: si estás pensando en tener un trabajo en el ramo de la ciencia computacional, deberías pensar seriamente en especializarte en el área del Big Data, en la cual falta oferta para cubrir la demanda.

La recogida de datos para su posterior análisis no solamente se realiza en Internet y sobre personas, sino que puede ser hecha de sensores de la IoT.

De esta forma, por ejemplo, podemos analizar las pautas de comportamiento de los conductores, recogiendo datos procedentes de los sensores de los aparcamientos para conocer los horarios de mayor ocupación o las pautas de movimiento.

Fotos: Fotolia - lasse / georgejmclittle

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: diciembre. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/tecnologia/big-data.php
 
 

Ahora en Tecnología

Redes Sociales