Tecnología » B2C

Definición de B2C

Con la popularización del uso de Internet, hemos visto cambios en todos los sectores, entre ellos el comercial. El principal cambio en dicho sector ha sido la relación entre el consumidor o cliente, y la empresa que le proporciona el producto o servicio, y se ha materializado en unas siglas: B2C.

El acrónimo B2C significa Business to consumer, de la empresa (o negocio) al consumidor, en inglés, y significa la relación directa que se establece entre ambas entidades.

En el B2C se trata de prescindir del intermediario, es decir, que el fabricante o integrador venda sus productos directamente al consumidor en vez de distribuirlos a tiendas.

Dos ejemplos paradigmáticos de esta forma de hacer las cosas son Apple y Dell. Ambas compañías venden, actualmente, directamente al consumidor/cliente a través de sus respectivas páginas web, y en el caso de Apple también a través de sus tiendas Apple Store, repartidas por todo el mundo.

La adopción de un modelo B2C no cierra las puertas a complementarlo con un modelo B2B (Business to Business) tradicional.

El modelo B2B se refiere a la venta a través de minoristas, es decir, el productor no vende directamente a los consumidores finales, sino que distribuye a tiendas que son las que realizan la venta y ciertos servicios post-venta.

Volviendo a los dos ejemplos que ponía antes, nos es posible encontrar computadoras de Dell y Apple en diversas grandes cadenas de tiendas de computación y tecnología, aunque no en todas; ambas fabricantes ponen travas o, directamente, impiden que sea cualquiera el que venda sus productos, para asegurarse el control en la forma en como esto se hace.

La adopción de un modelo B2C implica el disponer de personal y recursos para proporcionar servicios post-venta, así como un marketing y publicidad enfocados a la venta.

Estas tareas, realizadas tradicionalmente por los vendedores minoristas, tienen que ser asumidas, en el nuevo modelo, por la propia empresa fabricante.

Pese a que, por lo explicado, el modelo B2C puede parecer algo exclusivamente para las grandes multinacionales, lo cierto es que es una forma de vender que se lleva realizando toda la vida, aunque sin etiquetarlo con estas siglas, ni darnos cuenta siquiera de su significado e importancia.

Así, por ejemplo, los mercados que desde la antigüedad se vienen celebrando en pueblos y ciudades, y en los cuales agricultores y artesanos han venido vendiendo sus producciones, suponen un ejemplo perfecto de comercio B2C.

La generalización del B2B es, de hecho, mucho más tardía, y se la debemos en gran medida a la revolución industrial, que permitió la creación de fábricas muy automatizadas que producían gran cantidad de bienes de consumo a gran velocidad.

Las tecnoilogías de la información y la comunicación, especialmente Internet y las tiendas online han supuesto la última revolución en el comercio, también en el B2C.

Gracias a esto, cualquier individual puede vender, teniéndolo bien planificado (en materia de transportes y costes) a cualquier lugar del mundo, gracias al escaparate global que supone tener una tienda en Internet.

Foto: Fotolia - ribkhan

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: octubre. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/tecnologia/b2c.php
 
 

Ahora en Tecnología

Redes Sociales