Tecnología » Arquitectura x86

Definición de Arquitectura x86

Aunque tal vez no todos estaréis familiarizados con este concepto, lo cierto es que ha moldeado en buena parte el mundo de la tecnología que conocemos hoy gracias a su total dominio del mundo de las computadoras personales.

La arquitectura x86 es, en esencia, la forma en la que están construidos al nivel más básico los principales chips que hacen funcionar a las computadoras tanto de sobremesa como portátiles

Aunque esta realidad no se da en el ámbito de los celulares inteligentes (smartphones) y de las tabletas táctiles.

Históricamente, la arquitectura x86 es desarrollada por la californiana Intel para su serie de microprocesadores 8086 de 1978

El 8086 era una CPU de 16 bits muy potente para su época, pero cuyo precio iba en consonancia. Por lo tanto, lo que hizo Intel fue lanzar al mercado un chip “hermano menor”, el 8088. La diferencia con el anterior era que si bien internamente trabajaba a 16 bits, el bus de datos era de 8.

IBM se basó en este último para su primer PC. Gracias a ciertos errores o insuficiencias en las patentes y registros de esta máquina, cualquier fabricante podía copiarla, necesitando solamente dos componentes externos para lanzar al mercado una computadora 100% compatible con la de IBM: la CPU de Intel, y el sistema operativo MS-DOS que había proporcionado Microsoft.

Como IBM era en aquella época una referencia clave, muchos fabricantes de computadoras optaron por ofrecer máquinas “PC compatible”, en clara referencia a que trabajaban exactamente igual que el PC original, pero por una fracción de su precio.

El PC original de IBM es la clave del amplio dominio tanto de Intel como de Microsoft en el terreno de las computadoras

Al ver el éxito que tenían entre manos y para evitar la fuga hacia otro fabricante de microchips, Intel adoptó entonces una estricta política de compatibilidad hacia atrás, de forma que al comprar un nuevo PC era posible ejecutar el software antiguo, aunque ello no implicaba necesariamente que todo el software nuevo funcionara en la máquina antigua.

Esta condición fue suficiente para que a la industria de la microinformática le interesara y la adoptara sin paliativos.

No todos los fabricantes cayeron en el influjo de Intel; Apple utilizaba la arquitectura Motorola 68000 (cambiada más adelante a PowerPC y, mucho más tarde, a la Intel x86-64), la cual también seducía a Commodore para sus Amiga, o a Atari para su ST, mientras que Sun apostaría por la arquitectura RISC antes de introducir también la x86.

A partir de aquí, Intel implementó mejoras de funcionamiento en los siguientes ejemplares de su familia de CPUs, que nunca abandonaron la compatibilidad hacia atrás.

El 80286 introdujo el modo protegido, permitiendo los sistemas operativos con verdadera multitarea; el 386 dio el salto a los 32 bits y mejoró extraordinariamente las capacidades multitarea; el 486 integró en el mismo chip el coprocesador matemático y la memoria caché; el Pentium mejora la ejecución simultánea de instrucciones

A partir de aquí, los microchips x86 de Intel fueron miniaturizando más sus componentes, con la cual cosa se podían añadir más y ganar en potencia y velocidad de cálculo.

El siguiente salto cualitativo se dio con la octava generación de los micros compatibles x86, que introdujeron el ancho de bus de 64 bits, así como los múltiples núcleos. Este es en el ecosistema de microchips con el que estamos viviendo a día de hoy.

Históricamente, no sólo Intel ha fabricado chips x86, sino que también lo han hecho otros fabricantes como AMD o Cyrix

Sin embargo, estas marcas “alternativas” no han conseguido tanto éxito en el mercado, siendo AMD la única que ha conseguido plantarle cierta cara a la multinacional californiana.

Fotos: Fotolia - Alexander Lukin / Alexandr Vedmed

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: octubre. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/tecnologia/arquitectura-x86.php
 
 

Ahora en Tecnología

Redes Sociales