Definición ABC » Tecnología » Aprendibilidad

+

Definición de Aprendibilidad

La constante evolución de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), especialmente en lo que se refiere al ámbito de su aplicación y uso corporativo -es decir, en las empresas- ha llevado a la necesidad de que los ejecutivos y trabajadores se adapten constantemente a nuevas herramientas y paradigmas de uso.

Esta es una revolución que, mediante la aplicación de la tecnología, ha cambiado, ni que sea parcialmente, paradigmas tanto sociales como económicos, como es el caso de Uber (que ha provocado el fenómeno conocido como uberización, y ha llevado a que, para mantenernos al día, debamos estar continuamente aprendiendo nuevas cosas.

La aprendibilidad es la capacidad del profesional (y, porqué no, también a nivel personal) de aprender de forma continuada.

Aprender significa también adaptarse, y adaptarse al uso de nuevas herramientas y paradigmas, tanto de uso (sociales) como económicos. En definitiva, no solamente saber como se utilizan las nuevas herramientas y servicios, sino también a sacarles el partido necesario para ser productivo.

Además de adaptarse a la uberización en ciertos entornos económicos, otros ejemplos de la necesidad de disponer de la capacidad de aprendibilidad son la eclosión de las redes sociales (que han llevado a un nuevo modelo económico), o el crowdfunding (que ha llevado a un nuevo modelo de fabricación).

La aprendibilidad (término que viene del inglés learnability) es, en cierto modo, lo que hasta ahora se conocía como reciclaje, pero llevado “al extremo”: si antes la evolución de las herramientas y los paradigmas de uso era más lenta, ahora su velocidad se ha incrementado exponencialmente.

Este fenómeno ha calado tanto en la industria y la sociedad que, a día de hoy, la aprendibilidad exige prácticamente un proceso de reciclaje continuo, es decir, este último concepto (el de reciclarse) formaría parte de la aprendibilidad.

Aunque podemos asociar el concepto de aprendibilidad con cualquier disciplina, por el rápido avance de las tecnologías, este va ligado a los campos estrechamente más ligados con las nuevas tecnologías.

Puesto que es en estos en los que se produce el avance más rápido, siendo, de hecho, continuado, sin pausa.

La aprendibilidad también implica “cazar tendencias”, ya que hay que adaptar productos y servicios al uso que de ellos va a hacer la sociedad y, por lo tanto, los clientes y consumidores.

Incluso para mantener el trabajo propio; en un entorno tan volátil en el que fenómenos como el antes mencionado de la uberización provocan cambios en la forma misma de trabajar.

Al final, el mercado laboral se está convirtiendo en una jungla a la que si uno no se adapta, pasa de ser depredador a ser presa.

El fin último de la aprendibilidad es la toma de decisiones.

Y de decisiones correctas, generalmente de tipo estratégico, gracias a poder pulsar correctamente las tendencias de mercado y hacia donde evolucionan los gustos y las necesidades de clientes y consumidores, así como el rumbo de futuro del mercado.

Ello, y como ya he dejado a entrever antes, supone en cierta forma “predecir” las tendencias de futuro y utilizar las nuevas tecnologías como Internet, la documentación electrónica, la videoconferencia y el E-learning para aprender constantemente, ya sea desde el lugar de trabajo o desde casa.

Foto: Fotolia - Wayhome

 
 
 
Temas en Aprendibilidad
 

Redes Sociales