Definición ABC » Tecnología » App Store y Play Store

+

App Store y Play Store - Definición, Concepto y Qué es

Cuando queremos una aplicación para hacer algo determinado con nuestro smartphone o nuestra PC, recurrimos a la correspondiente tienda de aplicaciones, desde la cual la descargamos, instalamos y empezamos a utilizar. Sin embargo, las cosas no siempre fueron tan fáciles.

Antes de la popularización de las tiendas de aplicaciones, existían algunos servicios y sitios web con una finalidad similar, pero básicamente era cada uno de los productores de software quien publicaba su programa en su propia web y se buscaba la vida para darlo a conocer a alguno de los repositorios existentes en Internet.

Quien tuvo la genial idea de crear la primera tienda de aplicaciones tal y como conocemos hoy en día fue Apple con la App Store, que fue lanzada en 2008 poco después del lanzamiento del primer iPhone (este último, en 2007).

Apple no solamente creó un repositorio centralizado, un sitio al que cualquiera pudiera acudir para instalar cualquier aplicación en su teléfono, sino que, además, tuvo la certera idea de hacerlo obligatorio.

Esto implica que el usuario de un iPhone, iPad o dispositivo que utilice iOS (el sistema operativo móvil de Apple) no se puede descargar e instalar nada que no sea extraído directamente desde la App Store.

Pero, para los desarrolladores, esto implica dejar de depender de quienes visitasen su sitio web para que descargasen sus aplicaciones, sino que tenían ante sí un escaparate universal en el que todos, y en igualdad de condiciones, podían exponer su producto.

Fue, en su momento, una revolución paralelizable al centro comercial multitienda; si queremos comprar, tenemos que ir de tienda en tienda, o a la gran superficie de una cadena de supermercados. Con los centros comerciales, no obstante, encontramos multitud de tiendas y marcas en un solo espacio, el cual nos ofrece, además, servicios adicionales.

El modelo de Apple caló, ya que era beneficioso para los usuarios, para los desarrolladores, y la misma compañía de la manzana, por lo que los demás fabricantes y plataformas siguieron su ejemplo.

Así fue en el caso de BlackBerry, por ejemplo, y también de Google, que solo tardó unos meses más que Apple en lanzar su propia tienda de aplicaciones (inicialmente Android Market, posteriormente rebautizado a Google Play).

A diferencia de Apple, Google sigue permitiendo que el usuario de un dispositivo con Android se descargue e instale una aplicación que no proceda de su tienda, aunque no lo recomienda por motivos de seguridad.

En este sentido, hay que apuntar que tanto en la App Store, como en la Google Play, se ha encontrado malware en algún momento.

Con el tiempo, las tiendas de aplicaciones han ido adoptando diversos contenidos para su venta, como es el caso de música, películas, libros y revistas.

Todos estos contenidos están pensados para su consumo desde el smartphone o el tablet, y para que puedan ser compartidos entre distintos dispositivos, mediante sincronización entre ellos.

Y no solamente los dispositivos portátiles utilizan este modelo de distribución de software, que ha acabado llegando también a los sistemas operativos de sobremesa, como es el caso de Windows o de Linux Ubuntu.

Con esto, las tiendas de aplicaciones de las distintas plataformas, y en especial las de Apple y Google, se han convertido en uno de los principales motores de la nueva economía digital.

Foto: Fotolia - Natchapon

 
 
 
Temas en App Store y Play Store
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49098 fans
  • Twitter
    2302
  • Google
    456
  •