Definición ABC » Tántrico

+

Definición de Tántrico

El tantra es una vía espiritual para la transformación interior del ser humano. Se trata de un planteamiento filosófico con 4000 años de historia que proviene de la India y que se encuentra estrechamente vinculado con el hinduismo y el budismo.

La idea fundamental del tantra se inspira en la búsqueda del placer a través del cuerpo. Para ello, se considera que lo masculino y lo femenino tienen sus propias energías vitales. Esto quiere decir que, independientemente del sexo de cada individuo, existen actitudes masculinas y femeninas. Lo masculino es todo aquello que expresa un espíritu emprendedor y guerrero, mientras que lo femenino se manifiesta a través de la suavidad, la ternura y la capacidad de contención.

Ambas actitudes se encuentran tanto en hombres como en mujeres y lo que hace el tantra es atraer el mundo masculino y femenino hacia el interior del alma humana para conseguir una plena conexión con la totalidad del universo. Para alcanzar esta dimensión de armonía es necesario estar conectado con el placer del cuerpo humano.

El camino tántrico busca la plena consciencia de lo que hacemos. Por lo tanto, se trata de encontrar una conexión espiritual entre lo que somos y lo que experimentamos. Para ello, el tantrismo propone una serie de técnicas mediante las cuales es posible vivir el presente con plena consciencia, de tal manera que la mente no se dispersa en otro tipo de ideas sino que se centra exclusivamente en la vivencia del momento presente.

Desde el planteamiento tántrico se pretende comer, practicar el sexo y vivir cualquier experiencia con total plenitud de la consciencia.

Masaje tántrico

Esta modalidad de masaje tiene un claro sentido erótico y al mismo tiempo terapéutico, pues a través del mismo se intenta experimentar la energía sexual individual como herramienta para superar desajustes emocionales y bloqueos físicos.

Relaciones tántricas

Para el tantra el encuentro sexual debe entenderse como un proceso de meditación para alcanzar el éxtasis. En el relacionamiento tántrico no importa el coito y su correspondiente orgasmo sino cómo se llega a él. En otras palabras, quienes practican el sexo según esta disciplina buscan la unión entre el espíritu y el cuerpo. La vivencia sexual no es puramente genital, sino que hay otros elementos esenciales que convierten la experiencia sexual en algo más profundo.

Al practicarse el sexo tántrico es necesario realizar una correcta respiración, unos movimientos adecuados, un intercambio de miradas y sonidos y, en definitiva, una compenetración física y espiritual entre los miembros de la pareja.

Fotos: Fotolia - Zelenkova / Ivan Trizlic

 
 
 
Temas en Tántrico