Definición ABC » Social » Tanatoestética y Tanatopraxia

+

Qué es Tanatoestética y Tanatopraxia

La muerte determina el final de la vida. Generalmente, la persona ha sufrido un proceso de desgaste físico en su última etapa vital como consecuencia del envejecimiento o de una enfermedad grave que ha tenido un triste desenlace. Por medio de la tanatoestética, los profesionales expertos en maquillaje intentan dar al cadáver de la persona una mejor imagen. Por su parte, la tanatopraxia comprende los métodos a través de los cuales se busca preservar el cuerpo como un todo.

Este aspecto es importante a nivel psicológico puesto que, durante el velatorio de ese ser querido, las personas que acuden a despedir al difunto, alivian su dolor cuando reconocen a esa persona en su esencia física. Es decir, a pesar de haber fallecido, los familiares observan a ese ser querido con una metáfora que sirve para ejemplificar la situación, es decir, “parece que estuviese dormido”. Desde esta perspectiva, se minimiza el dolor y el sufrimiento.

Preparación del cadáver

Generalmente, estos maquilladores profesionales que trabajan en este sector específico reciben las indicaciones de los familiares del difunto, quienes, al haber conocido muy bien en vida a esa persona, pueden dar indicaciones importantes sobre, por ejemplo, la elección de la ropa.

Como consecuencia de la muerte, incluso desde los primeros instantes, el cuerpo empieza a sufrir un proceso de descomposición, por esta razón, el especialista tiene los conocimientos necesarios para tratar el cadáver, dando al mismo, una imagen natural. El velatorio es uno de los rituales de despedida más importantes para iniciar el duelo por la pérdida de esa persona. Por esta razón, este trabajo no solo tiene una importancia estética, sino también, psicológica y emocional.

Por medio de la tanatopraxia es posible potenciar el estado de conservación del cuerpo tras la muerte del fallecido durante un periodo concreto de tiempo para que los allegados puedan despedirse de esa persona. Algunas personas prefieren no ver el cádaver del fallecido porque prefieren recordar la última imagen que tenían de él en vida.

Aliviar el impacto del duelo

Sin embargo, la tanatopraxia hace posible que, precisamente, aquellas personas que sí quieran compartir un momento de despedida con ese ser ausente, puedan guardar una última imagen agradable. Y esto es posible gracias, en gran medida, a la tanatopraxia.

Ambos términos están vinculados porque forman parte del lenguaje de los servicios funerarios. Sin embargo, los maquilladores que trabajan en este sector se encargan, por ejemplo, de peinar el cabello del fallecido y hacerle otros cuidados estéticos como el afeitado o el cuidado de las uñas. Por el contrario, los tanatopractores son aquellos que se encargan de la desinfexión y mantenimiento del cuerpo. Esta tarea es anterior al posterior
tratamiento estético.

Foto: Fotolia - Robert Hoetink

 
 
 
Temas en Tanatoestética y Tanatopraxia
 

Redes Sociales