Definición ABC » Social » Reprimido

+

Definición de Reprimido

La palabra reprimido es un término que corrientemente empleamos cuando queremos dar cuenta que alguien, en determinada situación, o en su defecto siempre como una característica propia de su personalidad, contiene sus impulsos y emociones. Juan es tan reprimido que no puede confesarle a María las ganas que tiene de estar con ella.

Cabe destacar, que en la mayoría de los casos, esa contención a la hora de expresar los impulsos, los deseos y las emociones, se da en torno a la práctica del sexo.

Tradicionalmente, instrucciones y enseñanzas al extremo de conservadoras y plenas de formalidades suelen generar individuos reprimidos. Porque el tipo de moral conservadora y sumamente estricta no acepta de ninguna manera la libertad sexual, por ejemplo, sino muy por el contrario, la condena y la propone como el camino que no se deberá seguir jamás. Entonces, un individuo que es criado bajo estos cánones, es muy probable que frente al sexo se encuentre no solamente incómodo sino que además no pueda expresar las emociones y fantasías que experimenta en el contacto con el sexo.

Algunos de los comportamientos más comunes que pueden observarse en alguien que se halla en la situación de reprimido sexual son: imposibilidad de disfrutar plenamente del sexo, incapacidad de expresar las sensaciones que el contacto sexual le provoca en su cuerpo, entre otras.

El psicoanálisis, el método creado por el popular psicólogo Sigmund Freud para investigar y tratar las enfermedades mentales, ha abordado profundamente el tema de la represión y para realizar el análisis se basó especialmente en los conflictos sexuales inconscientes que se generan en la niñez.

En tanto, la represión, es uno de los tres mecanismos de defensa mencionados por Freud y que consiste en el bloqueo de ciertos pensamientos, sentimientos, recuerdos y deseos por parte del individuo en cuestión, quien los mantiene quietos en el inconsciente para que no afecten su vida cotidiana. Aunque, estos contenidos no desaparecen ni mucho menos, sino que conservan su efecto y se vuelven sintomáticos, ya que aquello que se reprimió puede volver a la conciencia a partir de sueños, actos fallidos, o en casos más graves materializarse en acciones neuróticas.

 
 
 
Temas en Reprimido
 

Redes Sociales