Definición ABC » Social » Pisos Flotantes

+

Definición de Pisos Flotantes

Se denomina piso flotante a la modalidad de revestimiento de suelos que se superpone sobre el suelo preexistente sin necesidad de utilizar una sujeción, como la cola u otro material adhesivo. Se utiliza sobre una superficie lisa y presenta un espesor fino, normalmente unos 10 milímetros. Como es lógico, esta modalidad de suelos presenta diferentes texturas y colores.

Más allá de cualquier análisis sobre esta opción, es fundamental, hacer una correcta evaluación del piso antes de la colocación, para identificar y corregir cualquier desnivel que pueda existir, de lo contrario es posible que uno se encuentre con zonas que se hundan cuando mientras uno camina.

Material, tipos y colocación

En cuanto al material utilizado, se forma a partir de varias capas formadas por resinas especiales, melanina, sustrato con tratamiento antihumedad y una lámina que proporciona estabilidad al piso.

Hay básicamente dos modalidades de pisos flotantes, los laminados o melanímicos y los de madera. Los primeros tienen un laminado de plástico que imita el aspecto de la madera y en su mayoría están hechos de formica. Los segundos tienen una capa exterior de madera natural y ya vienen adecuadamente pulidos.

La colocación de este tipo de piso es relativamente sencilla y en comparación con otros suelos su montaje es bastante fácil, ya que simplemente hay que ensamblar los tablones.

Ventajes e inconvenientes

Sus principales ventajes son las siguientes: resulta fácil de limpiar, es resistente a la humedad y se puede instalar sobre otros suelos sin necesidad de hacer obras. En la mayoría de casos, estos pisos vienen con sus propios zócalos. Es un material duradero y no se deforma con el calor.

Sin embargo, estos pisos no son recomendables en los suelos del baño debido a la humedad, las pisadas resultan bastante ruidosas y en los de tipo laminado la imitación de la madera es bastante evidente.

Otras alternativas

El suelo de vinilo tiene una fácil instalación, es resistente al agua y es un material muy resistente a rayaduras y golpes. Sus características hacen que sea una modalidad idónea para establecimientos comerciales, hoteles e instalaciones deportivas.

El piso laminado está hecho de fibras compactadas y en su parte externa tiene una capa de melanina. Dependiendo de su espesor puede ser ideal para distintas zonas del hogar, como el comedor, los pasillos o las escaleras. Se puede colocar sobre otros pisos y para su instalación se requiere de un sistema de sellado.

La cerámica convencional tiene una alta conductividad térmica y por este motivo es una opción para los hogares donde hace mucho calor. Este tipo de piso es resistente y proporciona una sensación de limpieza. Una alternativa a la cerámica es la piedra natural, como el mármol, la terrocota o el granito.

El cemento alisado o microcemento es un material especialmente resistente y es utilizado en viviendas con un estilo minimalista o vanguardista.

Fotos: Fotolia - Radnatt / Dagmara_K

 
 
 
Temas en Pisos Flotantes
 

Redes Sociales