Definición ABC » Social » Persona Perfeccionista

+

Definición de Persona Perfeccionista

El perfeccionismo es una trampa psicológica que lleva a algunas personas a convertir este defecto en una virtud. De hecho, muchos candidatos hacen de este adjetivo personal, una buena carta de presentación en una entrevista de trabajo. La perfección puede ser estimulante en ciertas esferas de la vida, por ejemplo, la contemplación de un paisaje natural que se percibe inmenso en belleza.

Sin embargo, cuando remite al obrar humano, entonces, esta autoexigencia genera más frustración y sufrimiento que satisfacción personal. De hecho, aquel que pone sobre sí mismo el peso de actuar siempre en los términos de una matrícula de honor, sufre porque pone sobre sí misma un peso que le impide disfrutar y valorar sus logros.

Características de una persona perfeccionista

1. No mide su evolución y crecimiento personal a partir de sí misma, a partir de su propio camino, sino que se compara con los demás. Y siempre se fija en aquel que considera mejor en excelencia.

2. Una autoestima que depende de los resultados externos. Ante un éxito profesional, el ego aumenta, por el contrario, ante una derrota o un hecho inesperado, la persona se siente vulnerable en su amor propio. Identifica su valía personal con sus propios logros externos.

3. Generalmente, son personas que también muestran esta actitud incluso en su apariencia a través del cuidado estético de una imagen impecable. Se preocupa por la imagen que proyecta en los demás a través de su apariencia.

4. Estrés. Esta autoexigencia crónica, este deseo de alcanzar las metas más altas, lleva a la persona a no disfrutar del proceso con tranquilidad. Estas expectativas altas pueden llegar a ser una losa psicológica que produce un estrés añadido a cualquier tipo de aprendizaje.

5. El mapa de la realidad de una persona con este perfil psicológico está definido por un territorio mental en el que el error es un concepto estigmatizado. De este modo, el sufrimiento es infinito tras haber vivido una derrota. La persona no se permite fallar, se culpa por ello.

6. Las personas exigentes consigo mismas también lo son con los demás. Por esta razón, cuando una persona con este perfil adopta el rol de jefe, por ejemplo, también tendrá esta exigencia con sus trabajadores.

7. El discurso habitual de las personas perfeccionistas se define por los términos de valor absoluto: todo, siempre, nunca o nada. Desde este punto de vista, la vida se mide en "blanco o negro" y se pierden los matices de colores intermedios.

8. Confunde ser mejor con ser feliz cuando curiosamente, ese perfeccionismo le impide el verdadero bienestar interior y la alegría.

Bajo nivel de espontaneidad

Son personas que quieren tenerlo todo bajo control, y por esta razón, se muestran poco espontáneas, tienen dificultades para improvisar. Meditan mucho las cosas antes de decirlas o antes de actuar.

En ocasiones, cuando el sentimiento de perfeccionismo se torna patológico, la persona llega a sacrificar su propio desarrollo personal a costa de la adicción al trabajo.

Fotos: Fotolia - auremar / pavel siamionov

 
 
 
Temas en Persona Perfeccionista
 

Redes Sociales