Definición ABC » Social » Ortograma

+

Definición de Ortograma

¿Qué significa? El concepto ortograma puede definirse de un modo paralelo a la influencia de una ideología remitiendo a materias que influyen en las acciones de los ciudadanos. En términos claros para comprender, los ortogramas funcionan como reglas del conocimiento, orientando al ser humano en aspectos relacionados con creencias religiosas, posiciones políticas, y más específicamente sobre aspectos determinantes sobre los cuales no existe posibilidad de error, como una regla ortográfica o una ecuación matemática. De este modo, uno está condicionado sobre lo que considera correcto, pero esto no necesariamente es así, en cuanto a que certeza mirada política puede poseer diversas interpretaciones a diferencia de una operación matemática.

La filosofía es uno de los saberes teóricos que toca la raíz de toda la realidad dado el fundamento metafísico de todo lo existente. Existe un amplio campo semántico de términos de filosofía, algunos de ellos más inteligibles que otros. Uno de los ejemplos de término que no remite a una realidad visible y cuantificable es el término ortograma.

Una de las características del amplio abanico semántico filosófico es que muchos de los conceptos que se utilizan en esta disciplina no remiten a un objeto material visible. De ahí que, al ser conceptos más abstractos, en ocasiones, resulten más difíciles de asimilar por la mente.

Materias formadas

Dichos planes sociales son una herencia que condiciona al ser individual que forma parte de un entorno determinado y que por formar parte de él, también absorbe la base de un ortograma concreto. En una sociedad existen distintas ideologías y, por tanto, también distintos ortogramas.

La tesis que apunta a la existencia de estos ortogramas parte de la base de que existen materias formadas que tienen el poder de dar forma a otros elementos del entorno. Estas materias formalizadas llegan a instituirse a partir de la consolidación de un proceso que puede consolidarse por repetición o por sucesión.

Algunos ortogramas han quedado invalidados para poder subsanar sus propios errores internos. Este es el caso, por ejemplo, ideologías políticas que tienen una visión totalitarista y que, por tanto, se alimentan de una conciencia falsa. Un conjunto de creencias que no repara en sus propios errores y que, por tanto, genera en el sujeto una falsa conciencia de identificación de aquello que está bien y de aquello que no es correcto.

El pensador Karl Marx es uno de los autores que más reflexionó sobre la fuerza de la falsa conciencia.

Foto: iStock - Vikram Raghuvanshi

 
 
 
Temas en Ortograma
 

Redes Sociales