Definición ABC » Social » Opuesto

+

Definición de Opuesto

opuestoLos humanos estamos acostumbrados a etiquetar la realidad a partir de conceptos contrarios: alegría y tristeza, dolor y placer, blanco y negro, miedo y valentía, alto y bajo, dulce y salado... Son solo algunos de los ejemplos de términos opuestos que puedes encontrar en el diccionario y que muestran la realidad de lo humano que está marcada por conceptos que se oponen y tienen un significado contrario.

Entender y aprovechar el vocabulario

Tener un buen dominio del lenguaje es fundamental en cualquier tipo de situación, por ejemplo, durante la realización de una entrevista de trabajo, en la realización de un examen o incluso, en una conversación cotidiana. Una buena riqueza de vocabulario implica tener un claro dominio de los términos opuestos y sinónimos que nutren el campo semántico de una gran diversidad.

Es habitual utilizar términos opuestos en el proceso de un razonamiento importante basado en argumentos concretos. En ese caso, los términos opuestos sirven para ofrecer una mayor claridad en el punto de vista al poder establecer comparaciones entre los términos.

Cuando una experiencia nos lleva luego a elegir aquella opuesta

Por otra parte, todo ser humano aprende a partir de su experiencia. No siempre recorremos el camino más corto para llegar a un punto en concreto. en ocasiones damos rodeos. Así sucede cuando a partir de la experiencia descubrimos que ya no queremos una cosa sino que preferimos la contraria. La realidad ofrece diversas opciones, muchos caminos distintos y lo más importante es recordar que las cosas no son siempre blancas o negras sino que existen puntos intermedios entre dos conceptos opuestos que permiten describir la realidad de una forma más amable y sin tanto dramatismo.

Peleas internas en la toma de decisiones

OpuestoExiste una lucha contraria entre dos conceptos opuestos. Y esta oposición también es muy vivencial cuando se vive a nivel interno. Así sucede por ejemplo, en las luchas de egos, las contradicciones internas, las dudas... Perdemos una gran energía cuando nos debatimos entre dos puntos contrarios tan cotidianos como el sí o no. Es decir, como la apertura de seguir un camino concreto o cerrar esa puerta de golpe.

Ante la rebeldía adolescente, aprovechar para debatir

En la etapa de la adolescencia, lo habitual es que los hijos lleven la contraria a sus padres, es decir, hagan lo opuesto de lo que estos les dicen. En las relaciones humanas, es gratificante poder establecer conversaciones a partir de puntos opuestos con el objetivo de aprender mutuamente del otro. Sería muy aburrido vivir en un mundo en el que todos viesen las cosas desde el mismo punto de vista.

Por ejemplo, en televisión se organizan debates con ponentes que tienen pensamientos opuestos.

 
 
 
Temas en Opuesto
 

Redes Sociales