Definición ABC » Odaxelgania

+

Definición de Odaxelgania

El deseo sexual se satisface habitualmente con las relaciones sexuales convencionales, es decir, un preámbulo amoroso seguido del coito. Sin embargo, la sexualidad va más mucho más allá del coito, pues existen toda una serie de prácticas que producen placer y excitación pero no están asociadas al acto sexual. Estas prácticas son conocidas como parafilias. Una de las parafilias es la odaxelgania, que consiste en la búsqueda del placer mediante mordiscos en el cuerpo. Quien tiene esta inclinación puede excitarse mordiendo a su pareja en alguna zona erógena del cuerpo (cuello, labios, pecho y otras) o bien siendo mordido por la pareja.

La odaxelgania es una de las parafilias más extendidas

La odaxelgania tiene una cierta semejanza con otras parafilias, especialmente con el sadismo y el masoquismo. Hay que tener en cuenta que en estas tres parafilias el placer y la excitación sexual se obtienen mediante el dolor. En el caso de la odaxelgania el dolor puede ser leve (por ejemplo, un pequeño mordisco en el labio) o bien más intenso (un mordisco que produce en la pareja un moratón o incluso sangre).

La "rareza" de esta tendencia sexual depende del grado de dolor que se infringe o se padece. En su versión moderada, la odaxelgania es una inclinación sexual que no provoca rechazo, pues socialmente no es considerada ni peligrosa ni amoral. Como es lógico, si los mordiscos son de gran intensidad y con un riesgo evidente para la salud, esta práctica sexual debería ser tratada a través de alguna terapia.

Si bien la odaxelgania forma parte de las parafilias y, por lo tanto, es una conducta sexual atípica, es una de las parafilias más extendidas, pues un porcentaje significativo de personas siente placer mordiendo o siendo mordidas por su pareja.

El mundo de las parafilias

La estimulación sexual es conocida popularmente con la palabra morbo. Se puede experimentar morbo de muchas maneras: a través del baile, el voyeurismo, el fetichismo, con personas de avanzada edad, con el olor de las personas, contemplando a alguien mientras duerme y un largo etcétera de variantes. Hay parafilias de todo tipo:

1) las que son pequeñas rarezas pero que son toleradas por considerarlas inofensivas (por ejemplo la coreofilia, que es la excitación mediante la observación de alguien que baila),

2) las que ponen de manifiesto un probable trastorno psicológico (por ejemplo, la atracción sexual por maniquíes o muñecos) y

3) aquellas parafilias que directamente son consideradas ilegales y antisociales (la atracción sexual por los cadáveres o el morbo por las relaciones incestuosas).

Fotos: iStock - Simon Podgorsek / knape

 
 
 
Temas en Odaxelgania