Definición ABC » Social » Multitud

+

Definición de Multitud

La palabra multitud la usamos habitualmente cuando en un determinado contexto, evento o acontecimiento, se encuentran presentes un número importante y cuantioso de individuos o de cosas.

Número de individuos o de cosas cuantioso, presentes en un lugar o evento

O sea, que la palabra la podremos aplicar tanto sobre objetos como sobre personas.

En los ámbitos del Derecho Constitucional y de la Política, la palabra multitud presenta una especial significación dado que en estos se emplea para dar cuenta de una diversidad de personas que actúan de modo conjunto y alineado en orden a conseguir un objetivo común.

Actuar conforme a un mismo fin

Esta situación de poder actuar conforme a un fin, y marchar firmes todos en este sentido, hace que el efecto de este tipo de organización sea realmente determinante e importante a la hora de conseguir objetivos o beneficios, porque será imposible que se pueda soslayar la fuerza que presentan e imponen por su gran número.

Si bien es una realidad que la multitud se destaca por su heterogeneidad, o sea, hay diferentes culturas, edades, niveles sociales, sexo, experiencias, la misma se encontrará fuertemente unida por un objetivo que es el que motivó la reunión a pesar de esas diferencias que indicamos.

Las multitudes, sin lugar a dudas, marcan la diferencia a nivel social y son de los actores sociales más destacados de una nación o comunidad, porque la unión de personas, y por ende de voluntades que implican, hará imposible que no se las oiga o se les preste atención, aún a pesar de querer pretender lo contrario, será imposible porque el “ruido” de la multitud suena más fuerte.

Los movimientos sociales son los ejemplos más claros de multitud, y consisten en un número variable pero cuantioso de individuos que se juntan con la misión de obtener cambios sociales o de impedir que se sucedan determinadas acciones.

Eventos deportivos, musicales y sociales que reúnen multitudes

Ahora bien, también se puede hablar de multitud cuando un cuantioso número de personas concurren en un mismo lugar o espacio, generalmente público, no porque se hayan puesto de acuerdo previamente, como vimos en el caso descripto líneas arriba, sino que un interés o actividad que comparte con otros, genera que se encuentren en dicho lugar y que conformen una multitud.

En los recitales, en las competencias deportivas, en algún evento público trascendente como puede ser la despedida de restos de una personalidad relevante de la sociedad, o simplemente en un destino vacacional, entre otros, nos podremos topar con multitudes.

Los mencionados son acontecimientos que reúnen a muchísimas personas que se encuentran unidas por la misma pasión por un artista, equipo deportivo, que hace que asistan al lugar en el cual estos se presentan y en los cuales es posible dar rienda suelta a ese especial sentimiento.

Los clubes de fútbol son sin lugar a dudas uno de los lugares en los cuales las multitudes compuestas por personas que no se conocen se encuentran unidas por el sentimiento pasional y de pertenencia a ese equipo que avivarán mientras dure el partido.

La multitud en las canchas de fútbol actúa y se mueve por el contagio, esto se aprecia claramente en los aplausos, en los enojos contra algún jugador que desencadenan tremendos epítetos, y en los típicos cánticos de aliento.

Siempre habrá un grupo que llevará la voz cantante y al cual se suma el resto de los asistentes, motivados justamente por la pasión especial que se desencadena en el evento deportivo.

Por otra parte, en los lugares de veraneo, especialmente cuando llega la temporada vacacional es corriente observar multitudes que tampoco se conocen pero que asisten a ese lugar para realizar las mismas actividades: descansar, tomar sol en la playa, bañarse en el mar, entre otras acciones típicas.

En algunas circunstancias, las multitudes, pueden volverse incómodas, para algunos, porque no permiten un desplazamiento fluido, y también peligrosas si es que no presentan un comportamiento controlado, sino más bien desenfrenado.

Existe un variado abanico de sinónimos para este término, en tanto, entre los que más usamos en su lugar surge el de muchedumbre, que justamente refiere a la abundancia ya sea de individuos o de cosas, en algún lugar o acontecimiento.

Mientras tanto, la palabra que directamente se opone al concepto que nos ocupa es la de escasez, que por el contrario indica la insuficiencia de algo o la falta de aquello que resulta ser necesario.

 
 
 
Temas en Multitud
 

Redes Sociales