Definición de Motivación

La motivación es el conjunto de factores internos y externos que activan y guían la conducta de la gran mayoría de los organismos, incluyendo al ser humano.

Marcoantonio Villanueva Bustamante | Nov. 2022
Doctor en Psicología

¿Qué impulsa a una persona a completar una tarea? ¿Qué es lo que determina que una persona tenga un buen rendimiento en el trabajo o en la escuela? ¿Qué provoca que una persona realice actos negativos en contra de otra persona? Habitualmente los encargados de estudiar estas razones son los psicólogos, quienes han determinado que la explicación a cualquier conducta reside en la motivación (aunque también es común hablar de los motivos), que son todos aquellos elementos que activan y guían una conducta específica.

Paradigmas de la motivación

Debido a que la motivación es uno de los conceptos más antiguos y estudiados dentro del campo de la psicología, e inclusive dentro de otras disciplinas, no es de sorprender que se cuente con múltiples paradigmas que proporcionan diversas conceptualizaciones de la motivación.

El instinto, la motivación en su forma más básica

Los instintos son aquellos procesos innatos del comportamiento que se encuentran determinados por la biología de los organismos. Dicho de otra manera, los instintos son todos los patrones conductuales que no son aprendidos, por lo tanto, seres humanos y animales por igual nacen con un conjunto de instintos “programados”. Por ejemplo, un instinto sería el de alimentarse, pues si bien, la cultura en la que crecemos nos enseña que es lo que debemos comer, animales y humanos constantemente buscan fuentes de alimentación.

El psicoanalista Sigmund Freud postula que los instintos humanos se traducen como pulsiones, las cuales se clasifican en pulsiones de muerte/agresividad (thanatos) y pulsiones de sexo (eros). Posteriormente, los psicólogos retomaron el concepto de pulsión y lo definieron como una tensión o excitación que activan el comportamiento con el fin de satisfacer alguna necesidad. En este enfoque, las pulsiones son clasificadas como pulsiones primarias, que se encargan de las necesidades básicas; por ejemplo, comer satisface la necesidad biológica o pulsión de alimentarse. Y pulsiones secundarias, que se encargan de satisfacer las necesidades que se generan a partir de las experiencias previas. En este sentido, uno de los elementos que subyacen a las pulsiones es la homeostasis, que es un proceso por el que un organismo realiza los esfuerzos necesarios para mantener un nivel óptimo de funcionamiento biológico interno.

Enfoque cognitivo

Este enfoque aborda los pensamientos, expectativas y representaciones del mundo y cuál es su rol en la motivación. En este enfoque se hace la siguiente clasificación de la motivación. Motivación intrínseca, descrita como aquella que surge del individuo e independiente de cualquier estímulo externo; Motivación extrínseca, en contraste con la anterior, estos son los factores que guían la conducta para poder obtener una recompensa externa (e.g., un trabajo, una buena nota, un reconocimiento). La evidencia sugiere que las personas son más consistentes y perseverantes cuando la motivación de una tarea es intrínseca en comparación con la extrínseca.

La teoría de Maslow: Jerarquizando las motivaciones

Para Abraham Maslow, uno de los psicólogos más representativos de la corriente humanista, las motivaciones tienen un orden de acuerdo a su importancia para el organismo. Maslow considera que a medida que se satisfacen las motivaciones más básicas es posible acceder a motivaciones superiores. De este modo, la propuesta de Maslow se estructura en una pirámide en las que el nivel más bajo representan a las necesidades más básicas y la punta sería la autorrealización, a continuación, se profundiza en los niveles.

• Necesidades de orden inferior

o Nivel 1. Necesidades fisiológicas, como su nombre lo indica, se refiere a todas aquellas necesidades que residen en el organismo y que podrían ser similares a los instintos (e.g. comer, dormir, reproducirse).

o Nivel 2. Necesidades de seguridad, para que una persona pueda desarrollarse adecuadamente y cumplir con sus tareas efectivamente necesita de un entorno seguro (e.g. vivir en lugar seguro, contar con un lugar donde vivir).

• Necesidades de orden superior

o Nivel 3. Necesidades de amor y pertenencia, estas se refieren a la necesidad de dar y recibir afecto, así como sentirse parte de un grupo y aportar algo a este grupo (e.g. tener una buena relación con los padres o hermanos, tener una pareja, ser parte de un equipo o de un colectivo).

o Nivel 4. Estimación, esto se refiere a la necesidad de valorarse asimismo una vez que se percibe que nuestros pares conocen nuestras capacidades y valores.

Una vez que se una persona satisface estas necesidades puede acceder al nivel más alto, la autorrealización, esta se refiere a la satisfacción personal en la que se desarrolla el potencial máximo.

Si bien son múltiples los paradigmas en torno a las motivaciones, se puede concluir que todos convergen en necesidades internas o externas que provocan la activación de una o varias conductas para poder alcanzar una meta.

 
 
 
 
Por: Marcoantonio Villanueva Bustamante. Licenciado en Psicología, egresado de la Facultad de Psicología de la UNAM, México. Doctor en Psicología por la UFRO, Chile. Actualmente, es investigador independiente que forma parte de diversos equipos de investigación en México y Chile.
Art. actualizado: Nov. 2022; sobre el original de abril, 2009.
X

Villanueva Bustamante, M. (Nov. 2022). Definición de Motivación. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/social/motivacion.php
 

Referencias

Feldman, R. S. (2000). Capítulo 8. Motivación y emoción. En Introducción a la Psicología. R. S. Feldman (Ed.), J. A. Velázquez Arellano (Trad.). (4ta. Edición). McGrawHill
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z