Definición ABC » Social » Método Montessori

+

Definición de Método Montessori

Existen distintas pedagogías educativas, siendo uno de los criterios más tenido en cuenta por los padres al elegir un centro escolar para matricular a sus hijos. Uno de los métodos de mayor prestigio es el Montessori, que debe su nombre a su creadora.

En este tipo de educación, el niño se convierte en protagonista de su propio proceso de aprendizaje, cada detalle del aula y del mobiliario está puesto por alguna razón. De este modo, el niño elige libremente con qué quiere jugar y divertirse en cada momento. Esta dinámica de libertad incrementa la concentración.

Es decir, el niño se convierte en un buscador, explora el entorno que le rodea y descubre este espacio a través de la dinámica del juego. Por su parte, el docente es en realidad un guía que motiva al niño en el descubrimiento de sus propias capacidades a través del refuerzo positivo.

Cada niño es único y diferente, por esta razón, en el contexto de la pedagogía Montessori, el contexto del aula y la labor del guía, todo está orientado para potenciar a cada niño en su talento individual

María Montessori, creadora de este método, diseñó esta educación a partir de una premisa esencial: los tres primeros años de la vida del niño son determinantes en su desarrollo hacia la etapa adulta. En la etapa de los tres a los seis años los niños viven un proceso de aprendizaje gradual. Por ejemplo, en un primer momento realizan actividades prácticas que pueden observar fácilmente en su propia casa, por ejemplo, poner la mesa. Por medio de este tipo de actividad, cada alumno aprende a realizar en su totalidad una dinámica.

Además, en esta etapa el niño también se muestra muy receptivo al aprendizaje a través de los sentidos. Por esta razón, también tienen mucha importancia los materiales en los que están elaborados los juegos. A partir de los tres años también se pone una atención especial en el desarrollo del lenguaje para que el niño afiance y amplíe los conceptos adquiridos hasta la fecha.

Grupos de aprendizaje

El niño tiene una curiosidad natural en esta etapa. Por esta razón, el Método Montessori centra todos sus medios en el estímulo del lado creativo de cada peque. Las aulas están estructuradas por edades. Por ejemplo, un grupo de 1 a 3 años, otro de 3 a 6 años, otro de 6 a 9... De este modo, en cada grupo se crea una conexión porque los más pequeños admiran a los mayores y siguen sus pasos. Por el contrario, los mayores se implican en ayudar a los más pequeños.

Al igual que en cualquier colegio, existen objetivos académicos. Sin embargo, la diferencia fundamental respecto de las escuelas tradicionales es que en este caso, el niño sigue su propia evolución a partir de su propio ritmo.

Fotos: Fotolia - Vitmark / Dima

 
 
 
Temas en Método Montessori
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •