Definición ABC » Social » Método Kiva

+

Definición de Método Kiva

El acoso escolar es uno de los grandes problemas de la sociedad actual. El bullying produce mucho sufrimiento a las víctimas que son sometidas a desprecios y humillaciones. En la era de las nuevas tecnologías, conviene puntualizar que la realidad es todavía más compleja ya que el ciberacoso es una realidad presente. Es decir, los adolescentes víctimas de esta forma de acoso también sufren el vacío social en las redes sociales. Y sin embargo, pocos métodos parecen tan potencialmente esperanzadores frente a esta problemática social como el Método Kiva. Un método llevado a cabo en Finlandia, país que es referente en educación.

¿En qué consiste el Método Kiva?

Este método es innovador porque no centra tanto la observación en la relación dual de víctima y acosador, sino que pone el objeto de atención en el mapa social del aula, en aquellos alumnos que ejercen un rol de testigos externos de todo aquello que ocurre. Por tanto, se trata de evitar que aquellos alumnos que actúan como espectadores pasivos al actuar con indiferencia respecto del problema, se posicionen en la lucha contra el acoso escolar. ¿Y cómo conseguirlo? Evitando que estas personas se posicionen en favor del acosador.

Este programa comenzó a aplicarse en Finlancia en el 2007, y desde entonces, gracias a sus óptimos resultados pedagógicos también se ha ampliado más allá para posicionarse como un referente en Suecia, Estonia, Reino Unido y España. Muchos niños que son testigos de un caso de acoso escolar evitan contarlo porque no quieren ser chivatos. Es decir, tienen miedo de que el acosador pueda tomar represalias contra ellos. Pues bien, el método Kiva, lo que pretende, precisamente, es que los niños apoyen a la víctima y den a conocer cualquier información que pueda ser de interés.

El método Kiva observa el acoso escolar como un fenómeno grupal que afecta al sistema en general. Por tanto, interpretar el acoso como una realidad que afecta únicamente al agresor y a la víctima es tener una visión reduccionista del problema.

A nivel de formación, también se educa a los alumnos en la importancia del trabajo en equipo, la empatía y las emociones.

Consecuencias del acoso escolar

El acoso escolar no es un juego porque sus consecuencias, en los casos más graves, pueden llegar incluso al suicidio. La víctima siente un daño en su autoestima que le hace vivir cada día de colegio o instituto como un particular infierno. El adolescente se siente solo y aislado de los demás.

Fotos: Fotolia - Christian Schwier

 
 
 
Temas en Método Kiva
 

Redes Sociales