Definición ABC » Social » Megalofobia

+

Definición de Megalofobia

Como su mismo nombre indica, la megalofobia consiste en la reacción de pánico intenso ante las cosas grandes, como un avión, un trasatlántico, un árbol de gran tamaño o una gran urbe. Como es lógico, las personas con esta alteración psicológica intentan evitar las grandes ciudades y todo lo que tenga un tamaño considerable.

La fobia es el miedo irracional y desproporcionado hacia algo. En este sentido, conviene establecer la diferencia entre la idea de miedo y de fobia. El miedo es una emoción causada ante algún tipo de amenaza o daño, ya sea físico o psicológico. La reacción ante el miedo es un mecanismo de defensa adaptativo y de gran utilidad, pues nos sirve como señal de aviso ante un peligro. En cambio, la fobia implica una exageración del miedo.

Cuando no hay una proporcionalidad entre la supuesta amenaza y nuestro comportamiento, se produce una reacción fóbica. En algunos casos, las personas con fobias experimentan pavor sin necesidad del estímulo fóbico, pues simplemente pensando en él ya sufren sus efectos.

Hay fobias para todos los gustos: a las arañas, a los payasos, a la oscuridad, a mirarse al espejo o a los rayos y truenos. Se estima que el 8% de la población tiene algún tipo de conducta fóbica.

La megalofobia es considerada una de las fobias menos comunes

Los megalofóbicos suelen tener aversión a los objetos que presentan un tamaño superior a lo normal. Sienten pánico por un cuadro, una estatua o un objeto especialmente grande. Según los expertos, esta fobia tiene relación con el complejo de inferioridad. Quien tiene este pánico se siente intimidado ante la presencia de algo grande o que está asociado con la idea de grandeza.

De esta forma, un megalofóbico podría sentirse muy incómodo y agitado ante alguien inmensamente rico o poderoso, un hombre muy fuerte o un personaje famoso.

La aversión a las cosas grandes puede originarse por alguna experiencia traumática durante la infancia o por un desajuste emocional de tipo inconsciente. Este miedo irracional tiene un efecto muy negativo en la vida diaria de quienes lo padecen, ya que es inevitable encontrarse con cosas o realidades de elevadas proporciones.

Posibles terapias

Para superar alguna fobia es conveniente someterse a un tratamiento psicológico adecuado. De lo contrario, la ansiedad y el sufrimiento que se experimenta por el pánico descontrolado se convierten en algo cotidiano. Hay tratamientos diversos, como enfrentarse paulatinamente al estímulo fóbico hasta que finalmente se supera o bien técnicas de realidad virtual en las que se escenifica ficticiamente una relación entre el sujeto y el estímulo que produce la fobia.

En el caso de la megalofobia, la recreación virtual de una gran ciudad puede ser una técnica válida para eliminar los síntomas de miedo irracional hacia lo grande.

Fotos: Fotolia - Focus Pocus LTD / Siegfried Schnepf

 
 
 
Temas en Megalofobia
 

Redes Sociales