Definición ABC » Social » Ley de la Atracción

+

Definición de Ley de la Atracción

La ley de la atracción es una teoría de prosperidad universal que parte de la tesis de que el universo es un mago proveedor de deseos. Es decir, cuando sintonizas con la energía positiva del universo y pides tus deseos en positivo, el universo escucha tu anhelo y se pone en movimiento para hacer que se cumpla. La ley de la atracción parte de la premisa del pensamiento como un imán para atraer aquello que realmente anhelas. Es decir, cuando conectas con un verdadero propósito de vida, visualizas en tu mente imágenes que inspiran en ti ilusión y felicidad.

Y a partir de ese momento, si te mantienes firme en este diálogo interior constructivo, si crees en tus sueños y luchas por ello, desde la óptica de la ley de la atracción, tienes muchas posibilidades de hacer realidad ese objetivo. El libro por excelencia que se ha convertido en un bestsellet a partir de su exposición de los beneficios de la ley de la atracción es "El Secreto".

Estar en sintonía con el universo

La ley de la atracción analiza cómo los pensamientos inconscientes pueden ser un freno en nuestro desarrollo personal. Por ejemplo, pensamientos limitantes del tipo "no puedo" o "no tengo suerte", bloquean la energía positiva del corazón en contacto con el lado bello de la vida. Para que la ley de la atracción tenga verdadero significado, el ser humano debe pedir sus deseos al universo con el convencimiento pleno de sentirse escuchado y de saber que esos deseos se van a hacer realidad. Es decir, los deseos deben plantearse en positivo, con esperanza, convicción y alegría.

Por ejemplo, si estás deseando enamorarte y encontrar pareja, comienza a actuar desde este mismo instante como si tu deseo se hubiese hecho realidad. Desde la perspectiva de esta teoría, el ser humano forma parte de un universo que envía señales constantemnte. Es decir, si vives con conciencia puedes observar ciertos signos que muestran tu camino hacia ese sueño.

Tu pensamiento es un imán

La ley de la atracción es una herramienta de fortaleza mental para atraer aquello que anhelas. Sin embargo, para que el universo comprenda tu mensaje debes enviarlo en positivo, no desde la carencia. Es decir, por ejemplo, no es positivo enviar un mensaje del tipo "quiero dejar de fumar" sino "voy a tener un estilo de vida saludable".

Como indica el término atracción, tú eres un imán. Un imán de cosas buenas cuando conectas con la frecuencia de la existencia. Es decir, cuando estás alineado con el orden cósmico que fluye en perfección. Para ello, tienes que tener pensamientos de abundancia y prosperidad, para construir un destino lleno de felicidad. Es decir, tú eres creador de tu mapa del mundo.

Fotos: Fotolia - artellia / fresh_water

 
 
 
Temas en Ley de la Atracción
 

Redes Sociales