Definición ABC » Social » Inteligencia Musical

+

Definición de Inteligencia Musical

Existen distintos tipos de inteligencia. Sin duda, la teoría de Gardner, creador de las inteligencias múltiples muestra que no es positivo encasillar a ningún ser humano de un modo reduccionista cuando existen tantos talentos que pueden potenciarse. Y uno de los talentos más importantes es el musical. Una habilidad para comprender y apreciar los ritmos y la estética musical en distintas formas y manifestaciones.

Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner

La inteligencia musical puede ser referente no solo a la capacidad de apreciarla, sino también, de crearla. Por tanto, aquellas personas que tienen un talento especial para este tipo de habilidad, pueden incrementar su excelencia en este campo llegando a destacar en tareas de composición, interpretación y creación.

Como cualquier tipo de talento presente en el ser humano, la inteligencia musical es una habilidad que se educa de un modo consciente. Es decir, es necesario recibir formación puesto que es difícil aprender de un modo autodidacta a tocar el clarinete por ejemplo. La inteligencia musical muestra la capacidad que tiene la persona de comprender conceptos fundamentales como la armonía, el ritmo, la musicalidad, el significado de las notas de un pentagrama y sus tiempos.

Inteligencia musical en los bebés

En la etapa de bebé, la inteligencia musical también está presente en el niño a través de la capacidad de crear sonidos propios en el balbuceo. Existen distintos síntomas de inteligencia musical, por ejemplo, tener la capacidad de identificar una banda sonora con la película a la que corresponde dicha melodía. O también, sentir pasión por escuchar diferentes géneros musicales pudiendo apreciar la belleza en cada uno de ellos.

La inteligencia musical también parte de la capacidad de imitar sonidos que tiene el niño cuando escucha un sonido determinado en su entorno. La inteligencia musical comienza a desarrollarse de un modo paralelo a la competencia lingüística. El desarrollo de esta capacidad, se nutre de los beneficios de la musicoterapia.

Por ejemplo, la música mejora los niveles de concentración y atención. Además, también mejora el estado de ánimo de la persona.

Los bebés también se muestran muy receptivos al responder a estímulos del entorno, es decir, reaccionan ante aquello que escuchan porque el sentido del oído mejora la memoria auditiva. En definitiva, la inteligencia musical nos ayuda a interpretar el mundo en su perspectiva auditiva.

Las clases de solfeo y conservatorio son fundamentales para desarrollar este tipo de inteligencia.

Fotos:Fotolia - Drobot Dean - Arkady Chubykin

 
 
 
Temas en Inteligencia Musical
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •