Social » Indigencia

Definición de Indigencia

La indigencia es un fenómeno muy complejo y característico de la sociedad actual que supone que algunas personas viven por debajo de la línea de lo que se considera como digno, es decir que viven sin acceso a la vivienda o al techo, sin acceso al trabajo, sin alimentación constante, a la intemperie, sin ningún tipo de ayuda del estado y con una calidad de vida extremadamente primaria.

Situación en la cual una persona vive por debajo de la línea de la pobreza y sin poder satisfacer siquiera sus necesidades básicas

Para ponerlos en términos más concretos y simples, la indigencia es una coyuntura peor que la pobreza.

Los especialistas en economía, el estado y los medios de comunicación, utilizan como referencia para hablar o no de indigencia o pobreza, una canasta básica de alimentos, conformada por los bienes y servicios básicos que una persona o una familia tipo requieren para vivir de manera satisfactoria, en tanto, cuando una familia o persona no puede con su ingreso cubrir las necesidades básicas será considerado como indigente.

Entonces, la indigencia puede determinarse observando directamente el ingreso económico de una persona o familia.

Hoy en día, la complejidad social es tal que se ha convenido utilizar la palabra indigente para designar a una persona que es menos que pobre debido a que este último puede acceder a algunos derechos básicos aunque no en las mejores condiciones.

El indigente, sin embargo, es una persona que carece de todo derecho y que lleva una calidad de vida infrahumana.

Para que una persona sea considerada indigente o que vive en la indigencia, deben darse determinados elementos centrales: así, muchos de los indigentes son personas que viven a la intemperie, en espacios públicos o con viviendas extremadamente precarias e inestables.

Por otro lado, un indigente posee escasísimos recursos debido a la falta de trabajo y a la ausencia de parte del Estado para cumplir esos derechos.

Es normal, aunque no determinante, que un indigente deba recurrir a la delincuencia para tratar de solventar algún mínimo alimento.

Una problemática actual, que crece y que debe ser atendida por los estados a través de políticas públicas

La indigencia es un fenómeno muy actual en las sociedades modernas, especialmente en lo que hace al ámbito urbano.

En muchas de las grandes ciudades del planeta podemos observar un triste contraste entre aquellas personas que poseen todo o que al menos tienen sus derechos básicos satisfechos y aquellas que no.

Los indigentes han caído por fuera del sistema, es decir que no sólo no tienen acceso a una buena calidad de vida, sino que además no ven sus derechos humanos respetados, volviéndose casi invisibles y olvidados por el resto de la sociedad.

La solución a la indigencia depende principalmente del Estado.

Si bien todos los ciudadanos somos responsables de trabajar juntos para el bienestar común, es el Estado quien debe hacerse cargo que todos los derechos sean respetados y que todas las personas accedan a la misma calidad de vida, ofreciéndoles los servicios y recursos más importantes para poder encaminar su vida.

En este aspecto no podemos soslayar el trabajo que hacen muchas organizaciones no gubernamentales para ayudar a personas en situación de calle.

De todas maneras y más allá de estos salvatajes, vía subsidios o caridad, la indigencia no se solucionará jamás sino se promueven políticas que garanticen oportunidades para todos, de acceder a una vivienda, a educación, a la salud y a un trabajo.

El principal obstáculo que presenta la indigencia es que es un estado de cosas que tiende a proyectarse en el tiempo porque quienes la sufren presentan dificultades casi insuperables para poder salir de la misma, y entonces, ello genera que su situación paupérrima se extienda a sus hijos, es decir, es hereditaria, con lo cual se multiplica la indigencia.

Así como temas como el cambio climático se han vuelto cuestiones relevantes y presentes en la agenda de los líderes mundiales, la indigencia, que no es un problema de estos años, sino de hace tiempo, pero que se ha acrecentado sí en las últimas décadas, también debe incluirse en las discusiones de las problemáticas globales, esta sería una vía de empezar a por lo menos encontrar soluciones.

Para cualquier persona vivir en condiciones de indigencia es lamentable, triste y denigrante, sin embargo, cuando esta alcanza a los niños, se convierte en un problema aún mayor porque el niño que debe crecer en este escenario tendrá severamente comprometido su desarrollo en todo aspecto.

Por ejemplo, que un niño no tenga que comer tendrá efectos nefastos en su crecimiento y futuro.

 
 
Autor: Cecilia Bembibre | Sitio: Definición ABC | Fecha: junio. 2012 | URL: https://www.definicionabc.com/social/indigencia.php
 
Temas en Indigencia
 

Ahora en Social

Redes Sociales