Definición de Grupo

1. Cosas o seres vivos que tienen algún factor en común que permite su clasificación. Ejemplos: animales herbívoros, carnívoros y omnívoros; Simpatizantes de un club de fútbol, miembros de una congregación religiosa, o de un partido político; conjunto familiar; modelos de teléfono inteligente y de celular tradicional.

2. Concentración de personas. Ejemplos: manifestación-protesta organizada; evento lanzamiento de un producto.

3. Personas que comparten intereses y realizan actividades de sociabilidad en torno a ello. Asimismo, se destaca el grupo social primario, basado en la familia y los amigos, es decir, las personas más allegadas a uno; y el secundario, comprendido por los contactos generales que uno mantiene, como compañeros de trabajo, con la posibilidad latente de que se tornen parte del segmento primario.

4. Empresas interconectadas y representadas legalmente por una casa matriz.

Etimología: Por el italiano gruppo, en su sentido original respecto de las figuras presentes en la composición de obras artísticas.

Cat. gramatical: Sustantivo masc.
En sílabas: gru-po.

Grupo Social

Agustina Repetto | Oct. 2022
Licenciada en Psicología

Muchos podrían pensar que basta con que se junten más de un par de personas con un objetivo común, en un contexto social determinado, para que se forme un Grupo Social. Pero, ¿es suficiente con esto? Uno de los principios básicos de la Teoría de la Gestalt sostiene que hay un plus en el todo respecto a la sumatoria de elementos que lo componen. Esto mismo se puede aplicar al Grupo Social entendiéndolo como “el todo” y a los individuos como los elementos que forman parte. Entonces, ¿de qué se trata ese plus que hace que un grupo social sea cualitativamente diferente al conjunto de individuos que lo forman? Esta pregunta es la que trató de responder Kurt Lewin, quien instituyó al grupo como objeto de estudio con sus propias legalidades y puso en evidencia su especificidad.

El grupo como objeto de estudio

Para Lewin, un grupo es una totalidad en sí misma, a pesar de estar compuesta por un conjunto de personas que se comunican entre sí para realizar algo en común. Entre ellas se establecen relaciones de interdependencia, las cuales marcan la dinámica grupal. El investigador sostuvo que los efectos producidos por el grupo son mucho mayores que los que pueden producir las mismas personas que lo componen, pero de manera aislada.

A partir de sus investigaciones sobre los efectos de los estilos de liderazgo democrático, autoritario y laissez-faire en los grupos sociales, descubrió que:

- Las personas se implican y comprometen más con aquellas decisiones que toman de manera grupal que con las que toman de manera individual

- Es más difícil cambiar las creencias y normas de las personas individuales que las de los pequeños grupos sociales

Algo más que un objetivo en común

No es suficiente con que tres o más personas se junten con un objetivo en común para que entre ellas se forme un grupo. El psicólogo argentino Marcos Bernard le suma a la lectura sobre los fenómenos de la psicología social, los aportes del psicoanálisis y va a decir que para que un grupo social se constituya como tal, es necesario que el mismo se organice en función de dos polos: uno técnico y otro imaginario. El polo técnico se refiere a la tarea en común que desarrolla el grupo y las cuestiones que se necesitan para llevarla a cabo.

Por ejemplo, aquí entran en juego los roles precisos para cumplir con los objetivos propuestos por el grupo y las actividades y tareas a desarrollar por las personas que lo componen. Este polo comprendería todas las manifestaciones observables que realiza el grupo. Imaginemos un grupo social determinado: un equipo deportivo, que participa de un torneo. El objetivo del equipo es ganar el torneo, por lo que los roles y las actividades llevadas adelante por las personas que lo integran están orientadas en función del mismo. Hay entrenadoras, directoras técnicas, jugadoras con posiciones determinadas, una capitana, períodos de entrenamiento y de descanso, un régimen alimentario, entre otras posibles cuestiones.

Ahora bien, el polo imaginario es el verdadero espíritu del grupo, aquello que incluso sostiene, posibilita y modifica el polo técnico. Tiene que ver con las fantasías inconscientes que circulan entre las personas que componen el grupo social. Como en el espacio grupal se distribuyen roles, cada integrante proyectará en él sus propias identificaciones y fantasías inconscientes. Si pensamos a la identificación como la interiorización o la aprehensión de una matriz vincular pretérita, cada integrante del grupo tenderá a relacionarse con los demás y a posicionarse subjetivamente en la matriz grupal en función de su propio patrón vincular. Lo cual a veces posibilita el despliegue de la cohesión grupal y a veces hace interferencia. Es el polo imaginario el que posibilita los sentimientos de identidad grupal, complicidad, pertenencia y la identificación entre los miembros del grupo y, a su vez, el que genera la sensación de que por más de que ese grupo de personas esté trabajando en pos de la consecución del objetivo, no funcionan como grupo. Los obstáculos en el polo técnico tienen que ver muchas veces con cómo los integrantes del grupo se posicionan y posicionan a los demás de manera inconsciente.

El grupo social y la identidad

Como mencionamos anteriormente, el grupo social es soporte de identificaciones personales, pero también instituye otras, es decir, produce nuevas subjetividades a través de ofrecer otras posibilidades identificatorias. Los grupos construyen sus propios universos de sentidos, crean sus propios mitos y narrativas, ofrecen un modelo identitario con el cual identificarse a partir de las experiencias vividas.

Tajfel, psicólogo referente de las Teorías de la Identidad Social, sostiene que lo que hace que un grupo social sea definido como tal es el hecho de que sus integrantes conciban a su grupo con una identidad social propia, como una entidad diferente a los demás grupos. Por lo tanto, un grupo social está formado por personas que se perciben a sí mismas como pertenecientes al mismo.

Dentro de la Psicología Social se encuentran investigaciones que señalan que:

- Los integrantes tienden a sobreestimar las cualidades de su grupo social y a subestimar las de los otros grupos.

- Hay tendencia a preferir al grupo de pertenencia frente a los demás grupos, la cual se conoce como favoritismo endogrupal. Esta tendencia explica la discriminación hacia otros grupos sociales y fenómenos tales como el fanatismo.

- La autoestima individual se ve reforzada por los logros conseguidos por el grupo social de pertenencia.

 
 
 
 
Por: Agustina Repetto. Licenciada en Psicología, egresada de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Actualmente, estudiante del Posgrado en Sexualidad Humana: sexología clínica y educacional con base en Perspectiva de Género y Derechos Humanos.
Art. actualizado: Oct. 2022; sobre el original de octubre, 2008.
X

Repetto, A. (Oct. 2022). Definición de Grupo. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/social/grupo.php
 

Referencias

Fernández, A. M. (2007). Las lógicas colectivas. Imaginarios, cuerpos y multiplicidades. Bs. As., Argentina: Biblos.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z