Social » Filantropía

Definición de Filantropía

La filantropía es la palabra que designa al amor por el género humano que expresa una persona y que se manifiesta a través de una ayuda desinteresada al otro, especialmente a aquellos más vulnerables que demandan una asistencia.

Amor por el género humano que se manifiesta a través de la ayuda desinteresada a quien lo necesita

Consiste, por caso, en una inclinación bastante frecuente del ser humano, que se caracteriza por la manifestación de mucho amor hacia el género propio, al prójimo, y que se materializa a través de diversas acciones tendientes a favorecer el bienestar y bien común de las personas, y jamás espera recibir del otro algo a cambio de todo ese amor y ayuda que se da.

Es decir, el famoso dar pero sin esperar recibir algo a cambio.

Cabe destacarse que la filantropía no solamente implica la asistencia y ayuda desinteresada a aquellos seres humanos más próximos a nosotros, o sea, que conviven cerca de nosotros sino también al resto de la humanidad.

La filantropía, básicamente, mueve a actuar de manera constructiva y considerada para con los demás y asimismo para con el planeta.

Donaciones y voluntariados, sus principales manifestaciones

Entre las formas más comunes que adopta la misma se cuentan: el voluntariado, donaciones, acción social, creación de fundaciones que tienen por misión asistir a los sectores más necesitados de la población.

La filantropía, entonces, puede ser desplegada por individuos pero también por grupos y organizaciones que únicamente tienen por objetivo favorecer, con diversos actos, el bien de todos y que de ninguna manera están motivados por un afán de lucro o interés personal.

Las organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro, como así también aquellos que desarrollan un trabajo de voluntarios en instituciones que asisten a personas en situaciones de vulnerabilidad social para que puedan mejorar su calidad de vida, se enmarcan dentro de la filantropía.

Uno de los pilares de la filantropía son las donaciones, como señalamos, que pueden consistir en la erogación de dinero o de bienes materiales por parte del donante hacia otro individuo, o en su defecto hacia una entidad que nuclea a personas con necesidades sociales de todo tipo, en tanto, la institución canaliza las donaciones y se ocupa que lleguen materializadas a quienes lo necesitan.

Por otro lado, el voluntariado, implica un concepto filantrópico un poco más novel que la donación, y consiste en la realización de tareas y actividades destinadas a ayudar y asistir a personas con carencias de diversa índole.

Esta acción puede llevarse a cabo de modo solitario o siendo parte integrante de un grupo.

Por ejemplo, asistencia de personas en situación de calle a las que se les acerca un plato de comida y abrigos; lectura y acompañamiento de personas mayores en geriátricos; asistencia de niños con enfermedades terminales en hospitales, entre otras.

La acción de los grupos de voluntarios también suele ser muy relevante e imprescindible en contextos de catástrofes naturales, dado que también en esas coyunturas prestan sus servicios nobles.

Sin lugar a dudas, quienes despliegan estas actividades son poseedores de un gran amor y grado de conciencia social.

A los individuos, organizaciones y grupos que disponen de esta inclinación se los conoce popularmente como filántropos.

En la actualidad, la filantropía, además de ser desplegada por millones de ignotos, también dispone de una gran promoción y acción por parte de personalidades famosas, entre otros, cantantes como Shakira, Bono de U2…

El origen del concepto se remonta a tiempos del Imperio Romano, más precisamente al siglo III D.C., siendo su creador el emperador Flavio Claudio Juliano, quien se destacó por restaurar el paganismo en el imperio, en detrimento de la religión cristiana, y entonces para reemplazar la tradicional caridad de los cristianos propuso la práctica de la filantropía.

Mientras tanto, el término que se contrapone es el de misantropía que refiere el rechazo a mantener un trato cercano y amoroso para con los otros.

Si bien es recurrente que se use el concepto de caridad de manera indistinta con el de filantropía, debemos decir que ambos coinciden en algunos aspectos como es el tema de la asistencia y ayuda a los más necesitados, aunque, se diferencian en algo puntual que es que la caridad acerca una ayuda del momento, en cambio, la filantropía como proyecto lo que se propone es resolver de manera definitiva esas carencias que padecen muchos pueblos o comunidades desprotegidas.

Autor: Florencia Ucha | +CITAR
 
 
 
Temas en Filantropía
 

Ahora en Social

Redes Sociales