Social » Fatalidad

Definición de Fatalidad

El concepto de fatalidad se entiende en la medida en que se analizan sus distintos significados. La palabra fatalidad alude a una circunstancia especialmente desgraciada, pero también se refiere al destino.

La fatalidad entendida como desgracia

Ciertos hechos negativos tienen un carácter inesperado, pues no estaban previstos y las posibilidades de que ocurrieran eran remotas. Así, un accidente de tráfico o el diagnóstico de una enfermedad grave son circunstancias que nadie espera y cuando ocurren son consideradas como hechos fatales. La fatalidad de un hecho se basa precisamente en su imprevisibilidad. Cuando decimos que algo es una fatalidad estamos indicando varias cosas:

1) es algo muy negativo y que normalmente está asociado al sufrimiento,

2) es algo que podría no haber ocurrido pero desafortunadamente ha sucedido y

3) se trata de un acontecimiento sobre el cual intentamos dar una explicación aunque aparentemente no la tenga.

Estos tres rasgos de los acontecimientos fatales son aplicables a las grandes catástrofes naturales, a los atentados terroristas o a las desgracias personales. Cuando este tipo de cosas suceden provocan un impacto emocional profundo, se analizan las probabilidades relativas a los hechos y se busca una causa última que explique lo ocurrido.

La fatalidad entendida como destino

La mayoría de acontecimientos tienen una explicación convincente. De esta manera, las cosas se caen al suelo porque actúa la gravedad y un estudiante aprueba un examen porque ha estudiado previamente. Sin embargo, hay acontecimientos que no presentan una clara explicación. Dicho de otra manera, hay cuestiones que carecen de respuesta. A pesar de no haber una respuesta inicial, el ser humano es capaz de encontrar una explicación: la fatalidad del destino.

La idea de que hay un destino implica que los acontecimientos no son simples casualidades o accidentes sino que hay una fuerza o poder superior que marca el rumbo de lo que ocurre. Esa fuerza o poder es conocido como destino.

De esta manera, el concepto de fatalidad del destino hace referencia a que los hechos desgraciados ya están "escritos" en alguna parte y han ocurrido porque se han cumplido los planes previstos. Como es lógico, la creencia en la fatalidad del destino es algo indemostrable. De hecho, hay personas que rechazan el concepto de fatalidad del destino y sostienen que el único destino es aquel que escribimos nosotros mismos.

Fotos: iStock - franckreporter / ljubaphoto

Autor: Javier Navarro | +CITAR
 
 
 
Temas en Fatalidad
 

Ahora en Social

Redes Sociales