» Fantasía Sexual

Definición de Fantasía Sexual

La actividad sexual está orientada a la obtención del placer. A través de la capacidad imaginativa nuestra mente crea deseos y anhelos de todo tipo. Estos deseos son normalmente conocidos como fantasías sexuales.

Imaginación, cultura y moral

Las fantasías eróticas son ilimitadas y se podría afirmar que cada individuo tiene su propio mundo en este sentido. Sin embargo, hay tres elementos que se encuentran directamente relacionados con la creación de cualquier fantasía: la imaginación, la cultura y la moral.

No necesitamos un estímulo sexual directo para que nuestra imaginación se active. Con el poder de la fantasía somos capaces de formar imágenes placenteras. Este mecanismo es muy habitual en la masturbación, pero también en las relaciones con coito.

Desde el punto de vista freudiano, las fantasías sexuales no tienen como finalidad su realización, pues normalmente permanecen en la esfera privada

Sin embargo, muchas personas intentan que aquello que fantasean se convierta finalmente en una realidad.

Muchas fantasías sexuales son aprendidas a través de actividades de todo tipo. En este sentido, los relatos eróticos, las películas para adultos, los sex shop o el kama sutra son una pequeña muestra de las manifestaciones culturales que favorecen la creación de nuevas fantasías sexuales.

Ciertos deseos son considerados aceptables desde el punto de vista de la moral, pero otros se convierten en problemáticos porque la valoración moral del individuo penaliza un tipo de fantasías. Si dos amigos se cuentan mutuamente sus fantasías eróticas y uno de ellos desea a la mujer del otro, es muy probable que su sentido moral le impida decir la verdad sobre su anhelo oculto.

Pensamientos impuros

En algunas doctrinas religiosas la sexualidad se concibe solamente como un medio para la procreación. En consecuencia, la dimensión placentera del sexo es aceptable dentro del matrimonio.

Si tomamos como referencia el catolicismo, las fantasías sexuales pertenecen a la categoría de actos impuros. Por lo tanto, los deseos eróticos creados por la imaginación son desviaciones que deben ser corregidas.

En la tradición católica existen propuestas concretas para controlar los pensamientos impuros (por ejemplo, se propone rezar cuando alguien tiene fantasías inapropiadas). Por otra parte, no hay olvidar que la lujuria es uno de los siete pecados capitales y la mayoría de acciones lujuriosas comienzan en la imaginación.

Foto: Fotolia - Eric Scherrer

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: abril. 2018 | URL: https://www.definicionabc.com/social/fantasia-sexual.php
 
Temas en Fantasía Sexual