Social » Falso Dilema

Definición de Falso Dilema

Etimológicamente dilema viene del latín dilemma y se forma a partir de dos elementos: el prefijo di quiere decir dos y, por otro lado, lemma, que equivale a premisa. Así, un falso dilema es aquella propuesta en la que se presentan dos afirmaciones antagónicas como las únicas posibles cuando en realidad hay otras alternativas igualmente probables.

Este tipo de argumentación inconsistente forma parte de las denominadas falacias lógicas y como el mismo término indica se trata de una falsa dualidad

En nuestros planteamientos de la vida corriente empleamos con cierta frecuencia este tipo de razonamiento falaz. Si afirmo que Juan no ha ido a trabajar y, por lo tanto, o bien se ha quedado dormido o bien está enfermo, estoy incurriendo en una dualidad falsa porque hay otras posibles explicaciones que permitirían comprender lo ocurrido (por ejemplo, Juan podría haber tenido un problema familiar, encontrarse en un atasco o cualquier otra eventualidad que justifique su ausencia).

Se podría afirmar que el falso dilema constituye una simplificación de una realidad. Por otra parte, quienes recurren a esta forma de disyunción excluyente no tienen en cuenta que las cosas no son siempre blancas o negras, sino que hay una gama de matices que no deberían ser ignorados.

Supongamos que alguien dice lo siguiente: o estudias una carrera universitaria o terminarás en la cola del paro. Estas dos afirmaciones excluyentes no constituyen un dilema real, sino que se trata de una bifurcación aparente en la que no se contemplan otras opciones intermedias y perfectamente válidas.

En el lenguaje de la política

En el discurso político el falso dilema es uno de los recursos retóricos más comunes y más perversos. Todos hemos escuchado o leído afirmaciones como las siguientes: socialismo o muerte, se apoya mi propuesta o estamos condenados al caos, o me votáis a mí o el país se arruina irremediablemente.

La perspectiva de dos únicos bandos o caminos supone una deformación o simplificación de la realidad.

Si bien esta forma de argumentación puede ser analizada en el contexto de la lógica formal, no hay que olvidar que a lo largo de la historia hemos empleado y empleamos un criterio dual para casi todo. En el fútbol somos del Madrid o del Barca, de River o Boca. En política, eres de izquierdas o derechas. En la esfera de las creencias somos ateos o creyentes. En pocas palabras, estamos a favor o en contra de algo de una manera radical y absoluta, como si no hubiera un amplio espectro intermedio o como si no fuera posible encontrar la complementariedad de los contrarios.

Algunos creen que sí es posible "romper" con el falso dilema en los esquemas mentales. Un ejemplo que podría ilustrar la síntesis de dos opciones antagónicas sería el caso de alguien que se proclama ateo y católico al mismo tiempo (ateo porque no cree en Dios y católico porque la realidad social y cultural que le envuelve está teñida de catolicismo y, por consiguiente, sus esquemas mentales son necesariamente católicos).

Foto: Fotolia - Zdenek Sasek

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: mayo. 2019 | URL: https://www.definicionabc.com/social/falso-dilema.php
 
Temas en Falso Dilema
 

Redes Sociales