Definición ABC » Exhibicionismo

+

Definición de Exhibicionismo

ExhibicionismoEl término exhibicionismo presenta dos significados y contextos diferentes. En un caso, se trata de una conducta poco cívica y en el otro es una desviación sexual.

Exhibicionismo como comportamiento incívico

En cada modelo de sociedad hay normas y pautas morales aceptadas por la mayoría. Ciertas acciones son valoradas como una provocación y si se producen son rechazadas socialmente e incluso pueden ser constitutivas de delito.

Ilustremos esta idea con un ejemplo: en un país determinado existe la prohibición de practicar el top less en la playa. Si una mujer decide realizar top less en una playa pública y concurrida, su acción puede tener distintas motivaciones: reivindicar el derecho a practicar top less o la pretensión de llamar la atención sobre los demás. En cualquier caso, hay una conducta exhibicionista. Previsiblemente este tipo de conducta va a provocar consecuencias: el rechazo de algunos y la aprobación de otros y, muy probablemente, algún tipo de sanción (por ejemplo, una multa por escándalo público).

Hay que recordar que la idea de exhibicionismo ha ido evolucionando a lo largo de la historia y lo que hoy es considerado como normal y aceptado en el pasado fue valorado como una provocación inaceptable (esto es lo que sucedió con la aparición del bikini a principios de los años 50).

Exhibicionismo como conducta sexual desviada

En el ámbito de la sexualidad existen múltiples parafilias, es decir, la búsqueda del placer sexual a través de conductas distintas a las relaciones sexuales convencionales (por ejemplo, el fetichismo, la zoofilia o la pedofilia). Una de las parafilias es el exhibicionismo y consiste en la búsqueda del placer sexual enseñando los órganos sexuales en público. Este tipo de comportamientos son una muestra de alguna alteración psicológica y es claramente despreciada por la mayoría de la sociedad, especialmente si los niños son el objetivo de los exhibicionistas.

Los especialistas en estas conductas, consideran que el individuo exhibicionista tiene una falta de madurez y seguramente un complejo de inferioridad.

Mostrar los órganos sexuales en público es un síntoma de una patología mental, por lo que la persona con esta inclinación debe ser tratada por algún tipo de terapia.

El placer que obtiene el exhibicionista se basa en la satisfacción de ser observado por los demás, algo que se parece al voyeurismo, que es la búsqueda del placer inverso, es decir, la satisfacción sexual observando a los demás. Sin embargo, el voyeurismo es una conducta menos agresiva, pues mirar a los demás para obtener placer no supone normalmente un acto de provocación.

 
 
 
Temas en Exhibicionismo